La familia de Robert Farah terminó primero en Canadá y luego hizo tránsito a Colombia.
Robert Farah
AFP
11 Feb 2020 10:16 AM

Es el shawarma más caro de mi vida: Farah bromeó con caso de boldenona

Explicó en La FM que hay muchas cosas en este caso que aún le dan rabia.
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

El tenista Roberth Farah se mostró complacido tras poder demostrar su inocencia en cuestión de semanas, luego de haber sido señalado de un posible caso de dopaje con boldenona. La Federación Internacional de Tenis concluyó que la cantidad de boldenona encontrada en el organismo del deportista correspondía a 1 nanogramo lo que no puede ser considerado como dopaje. 

En diálogo con La FM, el tenista colombiano no ocultó su alegría tras la decisión de no ser suspendido y de poder volver a las canchas luego de varias semanas de espera. "Ha sido un mes complicado y de muchos altibajos y enseñanzas pero muy agradecido con el resultado".

Ahora feliz de poder demostrar su inocencia, bromeó sobre la versión de su padre de que la mamá de Farah, de origen libanés, le hizo un shawarma al tenista que sería el culpable.

Lea tambiénRobert Farah no será suspendido por la ITF ante polémico caso de Boldenona

"Sí (risas) fue una cena en donde mi mamá libanesa, me hizo un shawarma mas bien bueno... es el shawarma más caro de mi vida", afirmó al responder sobre lo costoso que fue la defensa en este caso. 

Dijo que siempre fue positivo sobre este caso porque en la prueba de orina le encontraron rastros de boldenona muy mínimos. "No se puede interpretar que es un dopaje, ya que días antes habían hecho un test donde salió negativo".

Vea también: Robert Farah ni sabía que existía la boldenona, dice su padre

El tenista vallecaucano explicó que cuando un deportista se dopa los níveles superan los 200 nanogramos, en su caso solo había uno. "De ahí se entiende que era una mera contaminación".

Robert Farah, en entrevista con La FM

0:27 5:25

Sin embargo, admitió que hay muchas cosas en este caso que le dan rabia y le parecen absurdas, pero no hasta el punto de considerar que hubo una persecución. 

Por ejemplo, señaló que al encontrar rastros mínimos, muchos laboratorios no hacen el proceso de enviarlo a una máquina que es la que decreta la presencia de la sustancia, pero en su caso lo hicieron porque el orinó la cantidad que se necesita para hacer la prueba en dicha máquina.

Vea también: Farah y otros dos casos de Boldenona en el deporte colombiano

"Cuando a uno lo hacen orinar le dicen que el mínimo son 90 ml, y el vaso es mas grande, uno puede orinar hasta 200 ml y yo siempre orino eso.  Pero para hacer el test en la super máquina necesitan que uno orine los 200 ml, si yo hubiera orinado los 90 no tenían la orina para hacer le test. Entonces ahí es donde uno dice, me pongo a orinar de huevon 200 y si orino 90 pues no pasa nada", agregó.

Fuente
Sistema Integrado Digital