17 Jun 2016 01:48 PM

Santos defiende a Cristiano y acusa a los islandeses de haberle provocado

Cristiano tildó de 'pequeños' a los rivales por no buscar el partido y, agregó, no llegarán lejos con esa mentalidad.
La polémica provocada por Cristiano Ronaldo al criticar la falta de ambición de Islandia en el partido contra Portugal de la primera jornada no parece remitir y fue el seleccionador luso, Fernando Santos, quien tomó la defensa de su pupilo y acusó a los islandeses de provocarle.
 
"Me hace reír cuando me hablan de juego limpio. Los islandeses se pasaron el partido provocando a Ronaldo y a Pepe, lo habían hecho antes del partido y lo hicieron también después desde el banquillo. Todos somos seres humanos y podemos tener alguna reacción caliente", aseguró el técnico.
 
El entrenador ser mostró visiblemente molesto por las preguntas sobre la reacción de Ronaldo tras el encuentro y quiso cortarlas de raíz: "No se puede respetar el juego limpio si el adversario no lo hace".
 
Islandia, el país más pequeño que participa en la Eurocopa, reprochó a Ronaldo unas declaraciones al final del duelo, que acabó con empate a 1: "Islandia no intentó nada, lo único que han hecho es defender, defender y defender, y jugar a la contra. Han tenido dos ocasiones y han marcado un gol. Era su noche de suerte. Para mi, es una mentalidad muy pequeña. Por eso, no irán muy lejos".
 
Santos también se mostró molesto porque todas las preguntas versaran sobre su estrella y acabó respondiendo con un toque de humor: "Es el mejor del mundo ¿Qué más les puedo decir? Respeto las cuestiones, pero es el mejor jugador del mundo y eso lo resume todo".
 
El seleccionador negó que el madridista esté descontento por jugar con la selección en una posición diferente a la que lo hace en el Real Madrid.
 
"He visto con atención todos los partidos del Madrid y cuando no está Benzema es Ronaldo quien ocupa su lugar. Con nosotros tampoco es un punta claro, tiene libertad para moverse, al igual que en el Madrid", dijo.
 
Y el tono fue de ironía cuando le preguntaron si el madridista debía seguir tirando las faltas: "Si quieren le mando una carta al seleccionador austríaco para decirle quién va a tirar las faltas".
 
Santos aseguró que contra Austria se aguarda a un partido más abierto del que tuvo frente a Islandia, por lo que la prioridad será equilibrar el juego de su equipo.
 
"Los dos vamos a intentar tener el balón, en ese sentido el partido será diferente. No creo que los austríacos vayan a salir todos al ataque, pero sí que correrán más riesgos", señaló.
 
Aunque no quiso dar ninguna pista sobre el once que saltará al césped del Parque de los Príncipes, el seleccionador anunció "algún cambio" con respecto al que comenzó en su anterior confrontación "pero no una revolución".
 
El técnico reconoció que tras el empate contra Islandia había decepción en el equipo, aunque consideró que sus hombres tienen personalidad suficiente para levantarse y reconducir la situación.