Francisco Mosquera
Francisco Mosquera, pesista colombiano
COC
27 Jul 2019 08:41 PM

Francisco Mosquera, lesionado en Río 2016 y oro en Lima 2019, quiere revancha en Tokio 2020

El pesista se llevó el oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019.
David Fernando Rocha
David Fernando
Rocha

A días de competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016, la rodilla izquierda del colombiano Francisco Mosquera cedió. Pagó su penitencia y ahora, con el oro panamericano sobre el cuello, este devoto de Dios quiere tocar el cielo en Tokio-2020. "¡Vamos, Pachito!", le gritaban este sábado sus compañeros en la delegación de halterofilia de Colombia desde las gradas del Coliseo Mariscal Cáceres.

Mire acá: Francisco Mosquera y Jhon Serna ganaron oro y plata para Colombia en pesas

Mosquera respondió. Alzó 302 kilos (132 en el arranque y 170 en el envión) para ganar el título panamericano de la categoría de 61 kg en Lima-2019. Cal en las manos, grito de guerra antes de asumir cada turno y objetivo cumplido con abrumadura superioridad: la última escala del ciclo olímpico rumbo a Tokio-2020 fue un éxito absoluto para el atleta de 27 años. 

De rodillas, levantando los brazos, celebró su victoria bajo una salva de aplausos. "El pasado fue; el presente es hoy, lo que estoy viviendo; y el futuro no sé cómo será; pero a Dios la honra y la gloria y que sea él quien me lleve", soltó Mosquera, con su medalla de oro al cuello, luego del triunfo panamericano. Hombre de fe, el levantador de pesas ora para evitar un momento tan duro como el vivido el 26 de julio de 2016, cuando un tendón de su rodilla se rompió durante un entrenamiento a diez días de la inauguración de los Juegos Olímpicos. 

Lea aquí: Miguel Ángel Rodríguez se llevó la plata en los Panamericanos

"Fue un día triste, muy duro, pero él es fuerte y supo salir adelante", comentó a la AFP Leidy Solis, compañera suya en la selección colombiana en aquel momento y en la actualidad, y doble campeona panamericana (Río de Janeiro-2007 y Toronto-2015).  Solis resaltó a la vez el gusto de Mosquera por el baile y una alegría que, a pesar del horror de 2016, nunca perdió: "Siempre sonríe... Y baila de todo". "Es un guerrero", agregó a su vez Camila Lobo, otra de sus colegas.

Mosquera, Solis y Lobo son tres de los herederos de María Isabel Urrutia, quien al ganar medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sidney-2000 abrió una era de gloria de los levantadores de pesas de Colombia.