Pep Guardiola, técnico de Manchester City
Pep Guardiola, técnico de Manchester City.
AFP
1 Jun 2021 01:47 PM

¿Una maldición vudú le quitó la Champions a Guardiola?

Tras perder la Champions League, se ha hablado de una supuesta maldición vudú que habría evitado el triunfo al equipo de Guardiola.
Edward
Edward
Castro
@EdwardCastroV

La final de Champions League en la que Manchester City sucumbió ante Chelsea sigue generando diversas repercusiones, especialmente en torno a Josep Guardiola, entrenador del equipo ‘ciudadano’ que siempre es foco de atención por su especial forma de entender el fútbol y su pasado glorioso en Barcelona.

Desde que Manchester City empezó a figurar en las casillas importantes del fútbol mundial la obsesión de Guardiola y del propio club ha sido la Champions League. En repetidas ocasiones quedaron eliminados en cuartos de final o semifinales de manera sorpresiva y esta fue su primera final donde se creyó que ganaban el título.

Lea también: Conozca la formación que tendría la Selección Colombia para enfrentar a Perú

Guardiola se quedó sin su anhelado título y revivieron los rumores de una supuesta maldición vudú que reposaría sobre el técnico desde Costa de Marfil por cuenta de su mala relación con el mediocampista Yaya Touré, a quien descartó de a poco en el City forzando su salida y el retiro.

Dimitri Seluk, representante de Touré, dijo en 2018: “estoy seguro de que muchos chamanes africanos harán lo posible para que Guardiola no gane la Champions” y generó numerosas repercusiones hasta ahora.

Lea además: Real Madrid vuelve a los colores tradicionales en su nueva camiseta

La frase completa fue: “Guardiola logró que toda África se volviese en su contra. Estoy seguro de que muchos chamanes africanos harán lo posible para que Guardiola no gane la Champions. Esto será una maldición africana para Guardiola. El boomerang volverá, Pep. Verás lo que pueden hacer los chamanes africanos”.

Yaya Touré fue dirigido en 2009-10 por Guardiola en Barcelona y luego se reencontraron entre 2016 y 2018 en Manchester City donde se creó la mala relación del DT con el jugador y su agente.