Ana Iris Segura
Ana Iris Segura, positivo por boldenona en levantamiento de pesas.
Colprensa
25 Feb 2020 11:37 AM

Boldenona: otros tres deportistas colombianos dieron positivo

El deporte colombiano vuelve a tener el fantasma del doping, esta vez en pesas.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

A pesar de la absolución de Robert Farah tras dar positivo en una prueba al dopaje, el deporte colombiano se volvió a ver sacudido por tres nuevos casos de boldenona, sustancia que provocó la sanción transitoria al tenista vallecaucano. 

Se trata de los levantadores de pesas Yenny Sinisterra, Juan Solís y Ana Iris Segura, quienes fueron reportados por la Federación Internacional de ese deporte con una resultado adverso. Cabe recordar que la boldenona es un elemento que proporciona aumento de la masa muscular y que se encuentra principalmente en el ganado vacuno. 

Vea también: Froome volvió a sufrir y apenas terminó la tercera etapa del UAE Tour

"WF informa que la muestra de la Sra. Yenny SINISTERRA (COL) ha devuelto un resultado analítico adverso para Boldenona y metabolito (esteroides androgénicos anabólicos S1.1)", informó el comunicado donde se reportó el positivo. 

"Como consecuencia, el atleta es suspendido provisionalmente en vista de una posible violación de las normas antidopaje. En cualquier caso en el que se determine que el Atleta no cometió una violación de las normas antidopaje, la decisión correspondiente también se publicará", agregó la comunicación de la Federación en el caso de Sinisterra, una de las deportistas con mayor proyección a nivel internacional. 

Le puede interesar: Nairo y Gaviria, rueda a rueda; los ciclistas colombianos con más victorias

De acuerdo a Héctor Palau en Antena 2, los tres pesistas se han declarado inocentes y pedirán el análisis de la muestra B. Adicionalmente, la federación colombiana solicitará el respeto al debido proceso en la defensa de los deportistas.

De esta manera, el azote del dopaje se volvió a hacer presente en el deporte colombiano tras lo sucedido con Robert Farah, quien pudo demostrar las circunstancias en las cuales se presentó el resultado adverso. La ITF (Federación Internacional de Tenis) aceptó las razones y eliminó la suspensión al tenista.