Juan Pablo Montoya ganó en Mónaco donde Ayrton Senna venció en seis ocasiones
Juan Pablo Montoya ganó en Mónaco donde Ayrton Senna venció en seis ocasiones.
AFP
1 Mayo 2019 08:46 AM

Cuando Ayrton Senna fue la inspiración de Juan Pablo Montoya en la Fórmula 1

Se conmemoran 25 años de la muerte del piloto brasileño, el más grande entre los grandes.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

Ganar en Mónaco es el premio a la perfección en el manejo de un auto de Fórmula 1. Las calles del Principado no dan margen de error, por lo cual, llevarse la victoria en el circuito más glamuroso y a la vez más complicado, es la graduación para piloto alguno. 

Lo hizo Juan Pablo Montoya en 2003 a bordo de un Williams. Era el sueño por cumplir cuando subió por primera vez en un monoplaza de la máxima categoría del automovilismo mundial después de ver por años a un arrojado Ayrton Senna

Vea también: ¿Cómo pasó Ayrton Senna a la categoría de mito?

El colombiano siempre reconoció la importancia de la figura del brasileño, ganador en seis ocasiones del Gran Premio de Mónaco, primero con Lotus y luego en McLaren para las cinco restantes. Si alguien le tomó la medida a cada curva del afamado circuito fue el nacido en Sao Paulo. Nadie lo ha igualado hasta ahora. 

Cuando el piloto brasileño, con apenas 34 años, se estrelló el primero de mayo de 1994 contra el muro de la curva de Tamburello, en el circuito italiano de Ímola, no sólo enmudeció a su país natal. El accidente conmocionó a millones de personas que vieron en televisión, en tiempo real, la triste despedida del carismático y controvertido ícono.

Le puede interesar: Alain Prost: “Mi vida está ligada a Ayrton Senna”

La victoria en Mónaco fue muy especial porque yo crecí viendo a Ayrton Senna y donde Ayrton Senna ganaba y dominaba siempre era en Mónaco. Entonces poder ganar donde él ganaba fue muy especial. También el año pasado cuando gané Indianápolis fue súper especial”, dijo en su momento Montoya en entrevista con la revista People cuando explicó la importancia de cruzar primero en Montecarlo. 

Después de partir primero, el piloto bogotano mantuvo su posición con un manejo sobrio pero firme, sabiendo que los sobrepasos no son la regla en Mónaco. Por ello, lo importante era mantener la velocidad adecuada y no tener ningún desliz que se pudiera pagar caro. Con un Williams fiable en su rendimiento, el bogotano no vio en peligro el primer lugar durante la carrera, más allá del acecho que Kimi Raikkonen, manejando un McLaren, impuso en las vueltas finales de la carrera.

De las siete carreras que ganó Montoya en la Fórmula 1, Mónaco fue la de mayor importancia, una pista que gradúa a los mejores pilotos de la parrilla en la 'gran carpa'.

Fuente
Antena 2