Breadcrumb node

[Video] Colombiana fue raptada cuando era una niña y 50 años después aún busca a su familia

"Me raptaron de niña cuando fui a la tienda y nunca volví a ver a mis papás", cuenta Aura Georgina, bogotana de 54 años. Esta es su historia

Publicado:
Actualizado:
Martes, Agosto 15, 2023 - 14:34
Colombiana fue raptada cuando era una niña y 50 años después aún busca a su familia
Collage La FM
Colombiana fue raptada cuando era una niña y 50 años después aún busca a su familia

"Me mandaron a comprar un jabón, un viejito me perseguía y una mujer me llevó hasta una flota y no vi nunca más a mis papás". Ese es el recuerdo que Aura Georgina tiene de la última vez que vio a sus papás hace más de 50 años, época en la que fue robada por una extraña que la separó para siempre de su familia.

Le puede interesar: Lesly, niña sobreviviente en la selva con sus hermanos, sufrió abusos de su padrastro desde pequeña

Hoy, 50 años después de ese hecho en el que fue raptada, Aura Georgina, una mujer bogotana de 54 años, tiene la esperanza de encontrar alguno de sus familiares después de una vida de soledad en la que tuvo que sobreponerse a muchas situaciones difíciles.

El flagelo de la desaparición de menores no es nuevo en Colombia. Solo en 2022, según cifras del Instituto de Medicina Legal, de los 4.680 desaparecidos registrados en el país, 1.579 fueron menores de edad, es decir, el 34 por ciento del total. Cada caso es un drama para cada niño y cada familia, que viven con la incertidumbre de encontrarse algún día.

Aura Georgina se suma a la lista de miles de niños que a lo largo de décadas se han separado de sus familias por distintos motivos, pero ella, no se quiere dar por vencida y sueña con volver a ver a sus padres.

Una emotiva historia  

Aura Georgina Mejía, apellido que le dieron las personas que la criaron, dado que ella no recordaba el suyo al haber sido raptada tan pequeña, nació en 1969, y cuando tenía solo 3 años ocurrió un hecho que parece sacado de una tenebrosa película. Cuando tenía solo 3 años, y vivía en el barrio Fátima de Bogotá, cuenta que ocurrió ese rapto que cambió su destino.

"Mi madre estaba en un hospital, mi padre manejaba un bus color amarillo, pero una mañana que me recogió me llevó a la casa, me mando por un jabón a la tienda, cuando volví un viejito me perseguía, me escondí y una mujer de color trigueña me jaló de la mano y me llevo hacia una estación de buses y me mandó recomendada con el conductor a Villarrica (Tolima)", cuenta Aura.

Aunque parezca increíble, nadie preguntó nada y todos asumieron que a la pequeña niña la estaban esperando en Villarrica, pero lo cierto es que era el inicio de un largo camino que la alejaría de sus padres.

"Al llegar allá se dieron cuenta de que nadie me conocía, no sabían ni como me llamaba yo, Ya estando allá y al ver que no aparecía nadie llamaron a las autoridades que dijeron que yo era niña robada. Hicieron una reunión y pidieron que me tuvieran hasta que aparecieran mis padres", agrega.

Al ver que nunca nadie llegó, y reconociendo que no hubo mucho esfuerzo por devolverla a su hogar, tuvo que crecer con una familia en Villarrica.

Estuvo hasta los 8 años en ese municipio del Tolima, posteriormente la mandan a Bogotá a estudiar. Ella, recordando a sus padres, trató de ubicarlos, pero no fue tarea fácil para una menor de edad.

"Cuando tenía 14 años recorrí el barrio Fátima de casa en casa, buscando a mi familia. Mi padre se llama Fidencio, mi mamá Otilia y mi hermano menor también llamado Fidencio. Preguntaba por ellos, pero nunca los encontré", recuerda Aura.

Buscó incluso la empresa de buses donde trabajaba su papá, pero nadie le dio razón de ningún Fidencio, por lo que decidió seguir adelante en su vida, más aún cuando a sus 17 años ya era madre de dos niños.

Le puede interesar: [Video] Terror en Cali: Niña fue secuestrada por más de un mes por un vecino de su mismo edificio

Cuenta que el vacío de no tener una familia la llevó a consumir licor, "pasando todo ese tiempo de tristeza, de dolor, lo que calmó todo ese dolor de mis padres fue encontrar a Dios".

Cuando se había casi que resignado a encontrar a su familia, se encontró con el concejal Julián Espinosa, quien encontró a Aura Georgina en la iglesia a la que él asiste. Sorprendido por esta historia, de una niña que fue raptada a sus 3 años y que tras varias décadas contaba su historia de vida, se propuso ayudarla.

Por eso, Espinosa inicio una campaña para encontrar la familia de Aura Georgina y hace un llamado a toda la ciudadanía de Bogotá a que si saben de algo de esta historia, se comuniquen al correo encontremoslafamiliadegeo@gmail.com.

El video de la historia de Aura

Fuente:
Sistema Integrado Digital