Medicamentos en las calles de la zona de frontera
Foto de RNC Radio de Cúcuta
30 Ene 2020 01:47 PM

Venta callejera de medicinas, la realidad de la frontera con Venezuela

En Cúcuta y Villa del Rosario aumentan las ventas ambulantes de medicamentos.
Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo

La escasez de fármacos en Venezuela ha originado el nacimiento de un mercado informal de pastillas, inyecciones, jarabes y cremas en Cúcuta y Villa del Rosario.

Estas ventas callejeras son frecuentadas por cientos de venezolanos y colombianos retornados, quienes cruzan a diario los puentes internacionales para comprar medicinas, sin ningún tipo de control.

En pleno centro de Cúcuta, en la avenida quinta entre calles octava y novena, en donde se ubica el comercio informal de la ciudad,  se encuentran los vendedores de medicamentos que movilizan en carritos tinteros, canastas o bandejas, diversos medicamentos como acetaminofén, todo tipo de antibiótico, pastillas para el corazón, la tensión, diabetes, alergias y dolor muscular.

Le Puede Interesar: Multimillonario estadounidenses anuncia gigantesca inversión en el Catatumbo

Luddy García, una mujer venezolana de 25 años de edad, vendedora de medicinas, dijo a LA FM: “yo tengo todo lo que se necesite para resolver problemas de salud, a un precio más barato en comparación con las farmacias establecidas en la ciudad”.

Entre las medicinas que se observan en las calles, sobresalen el metropolol, aspirina, amlodipino, laxis, loratadina, centrus y diclofenaco, entre otras.

Las drogas pueden estar vencidas, dañadas o adulteradas. Pese al riesgo que corren quienes las compran, un buen número de usuarios dice que se ahorra dinero al acudir a una farmacia legalmente establecida en la ciudad.

Carolina  Molina, una joven venezolana que trabaja en un restaurante de Cúcuta, sostuvo que “desde hace un año estoy viviendo en esta ciudad y me sale más barato comprar las medicinas en la calle. Hasta la presente no me ha pasado nada ni a mí, ni a mis hijos”.

Ante el riesgo que corren colombianos y venezolanos con estas medicinas, el director del Instituto Departamental de Salud, Carlos Arturo Martínez, reportó que “hemos recibido varias quejas. Estamos monitoreando lo sucedido para evitar que se siga con este negocio ilegal, pero se requiere la colaboración de la Policía para realizar estos operativos”.

Le Puede Interesar: Crece preocupación en la frontera con Venezuela por fuerte economía ilegal

Miles de enfermos con problemas crónicos tienen dificultades para acceder a sus tratamientos en Venezuela, país en el que la escasez de medicamentos es del 85 %, de acuerdo con la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven).

Según el Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander, de las 35.000 personas que cruzan diariamente los puentes internacionales entre Colombia y Venezuela cerca de 1.700 ciudadanos lo hacen en busca de medicamentos, sea en droguerías o en la misma calle.