Manuscrito el “Carnero de Medellín”.
Manuscrito el “Carnero de Medellín”.
Cortesía Alcaldía de Medellín.
23 Sep 2020 07:39 AM

Un manuscrito de 200 años de antigüedad llega al Archivo Histórico de Medellín

La obra será restaurada y digitalizada para su conservación.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

El Carnero de Medellín, escrito a mano por José María ‘El Cojo’ Benítez entre 1797 y 1841, fue donado al Archivo Histórico de la ciudad.

Cuando murió su autor, el manuscrito pasó a sus dos hijos, Francisco de Paula y María Dolores, luego a un historiador y, finalmente, llegó a manos de Juan Fernando Mesa Villa, cuya familia lo custodió por más de un siglo.

Más información: Asesinan a policía en carreteras del sur del Cesar

La secretaria de Cultura de Medellín, Lina María Gaviria, destacó que la obra, escrita en diferentes papeles, se encuentra en buen estado y relata cómo se conformó la ciudad hace 200 años, quiénes eran los regidores, cómo se crearon los templos y cómo eran los aspectos administrativos.

“Estamos hoy muy felices porque Medellín recibió una gran donación de la familia Mesa. El señor Juan Fernando Mesa estuvo con nosotros y nos entregó el Carnero de Medellín. Son documentos históricos que nos relata cómo era la Medellín de hace 200 años, dan testimonio de cómo era la parte religiosa, administrativa y política de esta villa (...). Lo vamos a restaurar y a digitalizar para ponerlos al servicio de la ciudadanía", señaló.

Lea además: Varias familias de Balboa, Cauca, fueron desplazadas por grupos armados

Una vez el Carnero de Medellín sea restaurado y digitalizado para su conservación, podrá ser consultado de manera virtual por estudiantes, profesores e investigadores. Según los historiadores, el nombre “carnero” era el lugar donde se tiraba la carne de todas las clases, entonces desde allí se puede contar cómo era la ciudad en esa época.

El manuscrito hará parte del fondo documental de la Colonia del Archivo Histórico de Medellín, que está constituido por 92 tomos. En 2015, la Unesco lo incluyó en el programa de Memorias del Mundo de América Latina y el Caribe.