colp_eu_009732_7dd00.jpg
Imagen de referencia de Colprensa
19 Oct 2017 02:17 PM

Tarjetas de Transcaribe dejarían de funcionar por disputa interna en el consorcio de recaudo

La disputa entre empresas del sistema de recaudo de Transcaribe podría dejar inservibles todas las tarjetas de usuarios.
La
Fm

Una disputa entre Smartmatic y Dataprom, empresas que integran el consorcio Colcard, que opera el recaudo de Transcaribe, vuelve a amenazar el buen funcionamiento de este sistema de transporte cartagenero.

Nixon Navarro, funcionario de Dataprom y representante legal de Colcard, insistió en que la otra compañía asociada tiene intenciones de apoderarse ilegalmente de software, falsificar estados financieros y defraudar al Distrito de Cartagena.

Estas actuaciones, según Navarro, podrían por llevar a que se requiera activar un protocolo especial que afectará el reconocimiento de las tarjetas de todos usuarios. “El último recurso de esta empresa es apoderarse del software (de recaudo). Podemos recuperar el control de la compañía, pero eso va llevar a una consecuencia y será que, por protocolo de seguridad, anulará las tarjetas máster y va quedar inservibles todas las tarjetas”.

Alberto Castro, funcionario de Smartmatic y que también se identificó como representante legal de Colcard, sostuvo que la empresa compró el software a Dataprom y por esta razón ahora son los dueños del mismo. Sin embargo, denunció que el 18 de septiembre hubo un ataque informático perpetrado por su asociado para desestabilizar el sistema.

Navarro consideró esa afirmación como otro fraude porque las investigaciones fueron adelantadas por hackers. “Me parece que tienen una mentalidad bastante creativa, cuando uno tiene experiencia en fraudes electorales, presuntamente, como lo dicen en el mundo. Es fácil contratar hackers para hacer una investigación que determinó eso, acá en Colombia las investigaciones no son como Venezuela, aquí las hace la ley”.

Smartmatic, por su parte, calificó ese pronunciamiento como irrespetuoso y xenófobo, insistió que no es necesaria la autorización de su asociado para tomar decisiones. Por esta razón, los concejales han pedido la caducidad de este contrato que amenaza el funcionamiento de Transcaribe.