19 Ago 2015 03:06 PM

Suspenden contratos de alimentación escolar en Bolívar y Atlántico

Tras una visita a dos colegios en Puerto Colombia, la ministra de Educación, Gina Parody, comprobó el funcionamiento, manipulación y servicio que se le brinda a los alimentos para los niños.
La ministra de Educación, Gina Parody, anunció que se están tomando medidas frente a los problemas que se han venido presentando en la prestación y funcionamiento del Programa de Alimentación Escolar, PAE, por parte de algunos operadores que no están cumpliendo los términos de contratación y que están poniendo en riesgo la integridad y bienestar de los niños y adolescentes del país.
 
Tras una visita de inspección a instituciones educativas en Puerto Colombia, Atlántico, la ministra en compañía del contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón, conocieron de primera mano cómo se está desarrollando el programa en diversos aspectos como el almacenamiento, conservación, manipulación, preparación y porciones de los alimentos. Así como también las condiciones de infraestructura, dotación y condiciones sanitarias de los sitios donde se prepara y se sirve la comida.
 
Tras esta visita y también los hallazgos encontrados en el proceso de interventoría que indican que no se está dando la cantidad de comida adecuada, alimentos en mal estado, y manipuladoras sin dotación suficiente ni normas básicas de higiene, la ministra Gina Parody anunció que “nosotros como Ministerio de Educación decidimos por los múltiples hallazgos encontrados, no continuar con los contratos que teníamos con operadores en el departamento de Atlántico y Bolívar (Fundación Kabala y Unión Temporal Alimentar), pero hacemos un llamado a los alcaldes y gobernadores el país para que tomen acciones pertinentes ante el funcionamiento de los operadores en sus regiones”.
 
 
Además, el Ministerio de Educación dio a conocer los resultados del proceso de interventoría que fue contratada y supervisada por la Universidad de Antioquía, en la cual se encontró que las Entidades Territoriales de: Atlántico, Ciénaga, Córdoba, Bolívar, Santa Marta, La Guajira, Magdalena, Lorica, Sahagún y Uribía tienen el nivel de desempeño más bajo y reportan el mayor número de hallazgos.
 
Por su parte, el contralor general de la República anunció que ante lo encontrado en la visita a Puerto Colombia, “no solo hace un llamado al gobierno para que se declare una emergencia frente al tema de alimentación escolar, sino que pidió al Ministerio de Educación que sea este mismo el que asuma la dirección y el manejo de este programa, porque no se puede continuar dependiendo de que una gobernación o municipio acepten aportar o recibir recursos cuando le convenga".
 
Además, el contralor se mostró preocupado porque “Son miles y miles de niños que están siendo víctimas y no beneficiarios de este programa de alimentación, por eso queremos llamar la atención sobre el tema de los operadores de alimentación, se está contratando a lo largo del país a dedo, por eso vamos a extender y responsabilizar a alcaldes y gobernadores y a todas las autoridades que están manejando el PAE, porque es una situación muy lamentable en la que está el programa y hay que poner los correctivos”.
 
 
La ministra de Educación también anunció que el próximo año el programa de alimentación escolar será reestructurado.  “Nosotros vamos a cambiar todas las reglas de juego en materia de alimentación escolar, las regiones deben poner recursos, vamos a procurar que todos los recursos se vayan hacia el mismo plan, hoy lo que tenemos es una dispersión y eso no permite que tengamos más y mejor comida”.
 
Finalmente, durante su visita a Puerto Colombia, la titular de la cartera de educación, hizo un llamado especial al departamento de la guajirarespetando la autonomía de las comunidades indígenas hoy les pedimos porque hemos encontrado los mismos hallazgos, que pongan por encima los intereses de los niños, porque no podemos seguir con poca comida, desaseo, ni manipuladoras no entrenadas para alimentar a los niños, los intereses de los niños están por encima, por favor cumplan con las condiciones básicas”.
 
El Ministerio de Educación hace un enfático llamado para que los dineros destinados para la alimentación de las niñas, niños y adolescentes no se desvíen para otros fines.