Luego del atentado se debieron extremar las medidas de seguridad en la Escuela General Santander.
Luego del atentado se debieron extremar las medidas de seguridad en la Escuela General Santander.
Colprensa
31 Ene 2019 05:49 AM

¿Sigue la Policía expuesta a nuevos atentados?

Talanqueras arriba y pocas barricadas son un factor constante en los puestos de policía que fueron visitados por La FM.
La
Fm

Días después del atentado en contra de la Escuela General Santander, en Bogotá, en hechos ocurridos el jueves 17 de enero de 2019, y que cobró la vida de 21 cadetes, además del presunto terrorista, el equipo periodístico de La FM visitó varias estaciones de Policía, ubicadas en diferentes zonas del país, para conocer qué tan eficiente es el esquema de seguridad de los complejos. 

Bogotá

La Veeduría interna de la Policía ha denunciado que las 19 estaciones de Bogotá estarían sin sistemas de seguridad en sus puertas de ingreso. Desde hace más de un año se habrían dañado las talanqueras, torniquetes y lectores de huella digital, dispositivos que tienen el objetivo de garantizar la seguridad del personal uniformado.

Vea también: Fiscal desmiente que haya un tercer capturado por atentado a la Escuela de Cadetes

Durante el recorrido que Alejandra Uribe realizó por las principales estaciones de la capital, corroboró que la mayoría mantiene las talanqueras arriba y que, además, estas cuentan con pocas barricadas. 

La FM evidenció que la mayoría de estos puntos, que deberían brindar seguridad a la ciudadanía, son espacios totalmente vulnerables a cualquier ataque de delincuentes. 

En el recorrido se encontraron casos inusuales como el de la estación de Usaquén, que después de tres meses por fin fue inaugurada, luego de ser la única localidad sin contar con un un comando de policía.

Lea también: Capturan presunto comprador de carro bomba usado contra la Escuela de Cadetes

Dicha estación tuvo una inversión de 7.329 millones de pesos y solo un uniformado custodia la entrada, la talanquera permanece arriba y tan solo una reja de 3 metros es la protección del policía. Sumado a esto, el registro digital es totalmente inservible.

Según Gerardo Sarmiento, veedor ciudadano de la localidad de Usaquén, "no funcionan las cámaras de vigilancia a la estación, no tiene el servicio de talanqueras digitales para las personas y son una vulneración que pueden terminar en un atentado”. 

Pero este no es el único caso, en la localidad de Fontibón ocurre una situación similar. Tan solo unos cuantos conos protegen la entrada a la estación

Y.. aunque hay 367 uniformados en esta zona, solo 83 tienen radioteléfono, y de las nueve cámaras dentro de la estación, solo tres de ellas funcionan correctamente.

“Contamos con una estación, ni siquiera el 50 % de las cámaras de seguridad sirven, hay que hacer un plan de mejora. De los nueve CAI, dos no cuentan con cámaras. Todo esto ha hecho que en la localidad de Fontibón se aumenten las cifras de homicidios y hurtos”, así lo afirmó la edil de la localidad de Fontibón, Fanny Gutiérrez. 

La localidad de Bosa no se queda atrás. El panorama es el mismo, estaciones custodiadas por dos uniformados que tienen sus talanqueras arriba sin ningún tipo de protección.

Luis Hernando Parra, edil de la localidad de Bosa, aseguró a LA FM que “las estaciones son totalmente vulnerables, las cámaras de seguridad son un adorno y además las estaciones están al lado de lugares frágiles, como colegios”.

Finalmente, se evidenciaron fallas de seguridad en el complejo policial ubicado en sector conocido como el CAN. Este está totalmente desprotegido: ocho conos, una talanquera arriba y rejas abiertas de 3 metros por 15 metros son la única protección de uno de los puntos que más concentra uniformados de la Policía nacional.

Asimismo, la estación de la Policía Metropolitana ubicada en la Avenida Carcas con Calle Sexta en donde, si bien es cierto, hay custodia de cuatro policías y una talanquera abajo, el acceso peatonal es totalmente libre. Además, solo hay registro digital en la parte interna de la estación.

 

Una situación similar se presenta en las principales ciudades del país

En Cartagena, Luisa España conoció que una de las estaciones de policía, ubicada en una zona de tolerancia, es proclive a atentados con granadas, mientras que el comando central, en vez de talanqueras tiene una cuerda que custodia el ingreso.

Consulte también: Colombia, en el Top 10 de los mejores lugares para viajar en 2019

En Cali también se presentan falencias en la seguridad de las estaciones de policía. Mónica González encontró vehículos particulares parqueados sin ninguna restricción y pocos uniformados en los alrededores.

Ante esta situación, la administración de Maurice Armitage ha reconocido que existen vulnerabilidades y así mismo se ha comprometido a implementar estrategias para evitar acciones terroristas.

Lea también: Gobernación del Valle tomará acciones para prevenir atentados terroristas

Sin embargo, Medellín ofrece otro panorama: es una ciudad ejemplo, con alta seguridad en los complejos. Pese a que 300 uniformados saldrían de la institución. 

La seguridad en el Comando de Policía Antioquia en Medellín, responsable de la proteger a 100 municipios, es una de las mejores del país, pese a la oscura página de Pablo Escobar, nunca ha sido blanco de un atentado.

¿Cómo es la seguridad del Comando de Policía Antioquia en Medellín?

Carlos Carmona encontró que 20 policías y dos perros conforman la escuadra responsable de la seguridad en la entrada del Comando de Policía Antioquia en Medellín.

Los uniformados encargados de la portería se rotan en turnos de ocho horas, mientras que los dos perros son relevados cada dos horas. Hay tres garitas blindadas para repeler cualquier ataque: una en la portería principal y dos  más sobre la carrera 65. 

Desde este comando se coordina la seguridad de 100 de los 125 municipios de Antioquia. Tiene 5 mil 800 policías adscritos y 14 distritos. Al interior del comando mantienen 400 uniformados por turno y este cuenta con 1.600 vehículos entre carros blindados, patrullas, unidades de tránsito y motocicletas. 

La sede de la Policía Antioquia está ubicada en el barrio El Volador de Medellín desde 1962 y pese a la oscura página de Pablo Escobar nunca ha sido blanco de un atentado, como el de Bogotá. 

La escuadra de seguridad tiene al menos tres puntos de altura, en donde hay francotiradores listos para disparar en caso de un ataque. Tras el carro bomba en Bogotá se reforzó el monitoreo en las cámaras de seguridad y amplío el sistema de púas en el suelo, para evitar el ingreso de vehículos no autorizados. 

¿Y.. en el caso de Medellín? 300 policías serán retirados en los próximos días

La Alcaldía de Medellín emitió una alerta por la posible salida de 300 policías activos que prestan sus servicios en distintos puntos, sobre todo en diez estaciones de la ciudad.

Esta cifra se sumaría a la posible salida de 13 mil uniformados en el país, debido a que un reciente decreto del Ministerio de Defensa permitirá que los policías que cumplieron 20 años en la institución pidan "la baja" o la salida voluntaria. 

El secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón, alertó que la posible salida de los 300 uniformados afectará el pie de fuerza en la ciudad, una de las capitales con mayor operatividad. Dijo que en este momento no hay una capacidad para reemplazarlos. 

El decreto que permitiría la masiva salida de los policías con 20 años de servicio tiene el visto bueno del Concejo de Estado, lo que hace que esta medida sea casi irremediable. La Policía Metropolitana del Valle de Aburrá tiene jurisdicción en diez municipios y cuenta con una capacidad de al menos 8 mil hombres. 
 

Por: Paola Rojas, Alejandra Uribe, Mónica González, Luisa España y Carlos Carmona 

Fuente
LA FM