CONGRESO-AFP-2.jpg
AFP
14 Jun 2017 09:28 AM

Senado aprobó proyecto de ley que busca modificar el servicio militar en Colombia

Con 58 votos a favor y total unanimidad está nueva ley pasará a sanción presidencial.
La
Fm

El Congreso de la República aprobó la nueva ley de reclutamiento que busca, además de unificar tiempos en la prestación de servicio militar de un soldado, entregar un mejor pago, pasando de $90 mil a cerca de 340 mil pesos, y que beneficiará a cerca de 100 mil soldados.

Los soldados campesinos que prestaban servicio durante 24 meses, pasarán a prestar 18, junto a los soldados regulares. Los bachilleres seguirán prestando 12 meses de servicio y también se busca incluir más a las mujeres en las filas del Ejército.

Consulte aquí: El abecé de los cambios en la prestación del servicio militar

De igual forma, antes de graduarse, harán un programa de educación con el Sena para que no salgan solo con el título de soldado regular.

El comandante del Ejército, general Alberto Mejía, indicó que celebran la decisión del Senado, ya que con esto la institución se fortalece en contra de aquellos que por trámites cobraban sumas millonarias.

"Con esto se le rompe el espinazo a la corrupción. Le notifico a los tramitadores corruptos de que se les acabó la burla al pueblo colombiano", indicó al referirse que habrá más elementos tecnológicos para evitar que se cobre excesivamente por la libreta militar y de forma irregular.

En cuanto a los remisos, esta nueva ley aclara que a partir de este momento, y tras la sanción presidencial, habrá una amnistía y podrán acercarse a los batallones militares para solucionar sus deudas millonarias.

En proyecto también incluye la reglamentación de la Objeción de Conciencia frente al servicio militar obligatorio, por iniciativa de la Senadora Viviane Morales, quien indicó que responde al vacío de una regulación legislativa que delimite claramente el alcance y procedimiento para el reconocimiento del derecho de objeción de conciencia al servicio militar obligatorio, que ha sido ampliamente discutido por la Corte Constitucional en ausencia de un debate en el legislativo.

Ahora, aquel soldado que tenga razones culturales o religiosas por las que no pueda prestar servicio podrá ponerlas a consideración de la institución.