zikalafm.jpg
12 Abr 2017 03:27 AM

En Semana Santa evite infecciones por picaduras de mosquitos y zancudos

Luego del virus Zika, propagado ampliamente en 2015 y 2016 en Colombia, entidades de salud hacen un llamado de atención para mantenerse alerta frente a la posibilidad de adquirir una enfermedad transmitida por insectos.
La
Fm

Según el Instituto Nacional de Salud (INS), en el lapso comprendido entre noviembre de 2016 a marzo de 2017, estaría naciendo entre 95 a 300 niños con microcefalia, enfermedad asociada al virus del Zika. Hasta noviembre de 2016 se registraron 476 casos de microcefalia, lo que representa un incremento del 400% con respecto a 2015, además, se evidencia que el virus afecta a las mujeres durante el primer trimestre del embarazo.

Como señala Mauricio Bernal, Gerente de la marcaStay off: “Los mosquitos no toman vacaciones ningún día del año, por eso hay que trabajar en una cultura de prevención de infecciones por picaduras. Para esta temporada de Semana Santa no se debe bajar la guardia, especialmente si somos conscientes de que el invierno agudiza la aparición de mosquitos transmisores de enfermedades que pueden dejar secuelas en el largo plazo y consecuencias como la microcefalia que de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud es posible afecte a cifras cercanas a 300 niños, cuyas madres adquirieron esta enfermedad durante el embarazo”, agregó.

Los mosquitos no solamente están presentes en lugares templados o cálidos, incluso en zonas de bajas temperaturas también se pueden hallar. A continuaciónse referencian algunas recomendaciones para evitar adquirir estas enfermedades que ocurren no sólo en temporada vacacional.

Según la Organización Mundial de la Salud la mejor protección contra virus como el Zika, Dengue, Chikungunya e incluso virus que se pronostican a futuro como Mayaro y Usutu, es evitar picaduras especialmente del mosquito Aedes aegypti, causante de estas infecciones que hasta el momento han afectado la salud de la población.

Recomendaciones de la OMS para evitar las picaduras del Aedes aegypti o cualquier otro vector:

1 Ponerse ropa (preferiblemente de colores claros) que cubra al máximo el cuerpo.

2 Emplear repelentes contra insectos. Se deben aplicar en la piel expuesta o en la ropa y seguir de maneraestricta las instrucciones que aparecen en el producto. Aplicar cuantas veces sea necesario

3 Instalar barreras físicas como pantallas protectoras o mallas impregnadas con insecticida en las puertas y ventanas.

4 Dormir con mosquiteros durante el día y la noche.

5 Buscar y eliminar los focos de criaderos de mosquitos, vaciando, limpiando o cubriendo los contenedores que puedan acumular agua, incluso en pequeñas cantidades, como los cubos, las macetas y los neumáticos.

6 Las intervenciones en materia de agua y saneamiento de los programas nacionales pueden centrarse en las masas de agua contaminada y las aguas residuales (las salidas de las fosas sépticas deben estar cubiertas).

Por esta razón, es indispensable llevar el repelente en la maleta de viaje y en el bolso de mano, ya que es clave su uso para proteger la piel y evitar picaduras. Actualmente los repelentes cuentan con fórmulas que son seguras para la aplicación en niños y adultos mayores, quienes son las poblaciones más vulnerables a las infecciones producidas por mosquitos.

El repelente debe aplicarse a diario por lo menos 20 minutos después de la utilización de bloqueadores solares para que tenga un efecto protector. No solo las piscinas y las playas son espacios para ser víctima de las picaduras. Climas de montaña y temperaturas altas son otros escenarios donde la prevención resulta indispensable.