selladomariscoscaratagenalafm1.jpg
LA FM.
10 Mayo 2017 01:08 PM

Sellaron el restaurante donde cobraron $850.000 por un plato de mariscos

Una pareja de turistas franceses fue víctima de la estafa en un establecimiento cercano a La Boquilla, en Cartagena.

Las autoridades en Cartagena procedieron a sancionar y suspender con cierre de 10 días al restaurante ‘El Rey Arturo’, ubicado en el corregimiento de La Boquilla, por el cobro abusivo de 850 mil pesos realizado a una pareja de turistas franceses.

Según Pedro Márquez, delegado del alcaldía de la localidad Virgen y Turística, la decisión se tomó tras realizar una investigación, en virtud del artículo 87 del nuevo Código Nacional de Policía.

Los propietarios del establecimiento deberán comparecer a una citación programada para el 16 de mayo "donde los señores deberán llevar toda la documentación sobre la actividad económica que vienen desarrollando".

"Esperemos que con esta acción situaciones como esta no se vuelvan a presentar, tanto para turistas nacionales como extranjeros", apuntó.

Por su parte, Arturo Jiménez, propietario del restaurante, afirmó que los llamados ‘pide-pide’ no son trabajadores sino que se ofrecen a traer los clientes. "Ellos arreglan unos precios con el cliente y luego cuando van a la cocina donde yo me encuentro, me dicen que cuánto les dejo el plato y yo se los vendo al precio mío", expresó.

Consulte también: Polémica por publicidad de VivaColombia tras los 850.000 pesos de los mariscos en Cartagena (clic aquí).

Indicó además que este tipo de actuaciones le han acarreado inconvenientes, afectando la imagen de su negocio; "yo les digo que no vengan más porque me están perjudicando".

José Gómez, presidente de la Asociación de Restauranteros de La Boquilla, manifestó que no es la primera vez que se presentan estas situaciones en el restaurante ‘El Rey Arturo’, al tiempo que sostiene que la problemática de los ‘pide-pide’ se ha venido agudizando, impactando negativamente la prestación de los servicios de los restaurantes y establecimientos que operan en la zona.

"El señor Arturo hacía parte de la asociación y él se retiró. Él ha sido desobediente con la asociación, por consiguiente quiere manejar las cosas a su antojo", recalcó.