COLP_EXT_008048.jpg
Castillo de San Felipe / Colprensa.
7 Dic 2017 05:49 AM

Representante de Aquarela: no nos preocupan conceptos personales

Los representantes del proyecto de vivienda de interés social reiteraron que obtuvieron todo los requerimientos legales.
La
Fm

La entrevista en LA FM:

0:27 5:25

Los cartageneros han evidenciado su preocupación por la construcción de Aquarela Multifamiliar, proyecto de cinco torres de 30 pisos en cercanías al Castillo de San Felipe, por su amenaza al patrimonio cultural de la ciudad que pone en riesgo su permanencia en la lista de la Unesco. La Promotora Calle 47 insistió que presentó ante la Procuraduría las certificaciones y permisos dados por entidades distritales, y que no le preocupan ‘los conceptos personales

Ante los cuestionamientos de la Procuraduría contra el Curador Urbano Nº1, Ronald Llamas, por otorgar las licencias, Lucas Tamayo Giraldo, representante legal de la Promotora Calle 47 S.A.S, expuso que en ese momento el funcionario sí cumplía con los requisitos de ley, "las licencias fueron otorgadas de debida forma, no tenemos ningún conocimiento, ni de la Procuraduría, ni el Ministerio".

De acuerdo con los representantes de la promotora, la edificación construida no atenta contra los conos visuales del patrimonio de Cartagena, contrario a lo expresado por el Instituto de Cultura de Cartagena y el Ministerio de Cultura: "no es cierta la afirmación que el proyecto Aquarela interfiere o afecta la visual del Castillo de San Felipe".

También evidenció su preocupación por los compradores, a quienes ya les pidieron no seguir pagando las respectivas cuotas mientras se soluciona el inconveniente jurídico; "manifestamos nuestra preocupación por los más de 900 compradores".

En la comunicación dirigida la Procuraduría, la promotora insistió en que ese tipo de actuaciones desestimulan la construcción de proyecto de interés en la ciudad, y también ponen en riesgo a unas mil personas que pretendían acceder a una vivienda digna.

Cabe recordar que la Procuraduría General de la Nación presentó una demanda de nulidad como parte de la acción popular para proteger las afectaciones al patrimonio causado por ese proyecto inmobiliario en la zona influencia del Castillo de San Felipe de Baraja. Fernando Carrillo, jefe del organismo de control, explicó que ese inmueble afecta la armonía del entorno paisajístico y cultural de la ciudad.

Para Carrillo Flórez, la construcción no sólo tiene implicaciones locales, sino que también afecta decisiones proferidas por organismos internacionales como la Unesco; "esas decisiones son las que han permitido que ese Castillo sea patrimonio, por eso hemos creído que es importante, porque aquí no estamos hablando de un asunto local".

El Procurador fue enfático en señalar que las decisiones tomadas por el Ministerio Público en torno a las construcciones en Cartagena, buscan también "garantizar la seguridad jurídica" de 230 proyectos que están en curso en la ciudad.