Inició la reconstrucción de las vías afectadas por el huracán Iota en San Andrés y Providencia
Cortesía: Prensa Invías
26 Nov 2020 08:13 PM

Reconstrucción de San Andrés y Providencia: primeras casas estarían listas en dos semanas

Así lo prevé el Ministerio de Vivienda, que coordinó el envío de los materiales al archipiélago.
Andrés
Amador
@andresamadorpe2

Según espera el Ministerio de Vivienda, las primeras casas que fueron enviadas al archipiélago de San Andrés, como parte del proceso de reconstrucción de las islas, tras el paso del huracán Iota, estarán listas en dos semanas.

Fuentes de la entidad indicaron que "las dos viviendas estarán listas aproximadamente en dos semanas, serán tipo palafito, según la arquitectura tradicional isleña, cumplirán la normas de sismoresistencia NSR- 10, serán 100% seguras y contarán con espacios como: sala comedor, cocina, baño, dos habitaciones, terraza, instalaciones eléctricas e hidrosanitarias completas, y solución individual de saneamiento básico".

Le puede interesar: Se prohíbe la pesca de tiburones en Colombia

Por su parte, el ministro del ramo, Jonathan Malagón, indicó que "estas familias lo perdieron todo tras el paso del huracán y con estas viviendas tendrán un techo seguro, podrán recobrar la esperanza en el futuro y vivir dignamente. El compromiso del gobierno del presidente Duque es que todos los hogares damnificados vuelvan a gozar de la tranquilidad de tener vivienda”.

Se indicó que estas dos primeras viviendas en llegar a Providencia, "fueron donadas por la empresa colombiana Woodpecker, experta en la fabricación de materiales de construcción de WPC y cascarilla de café".

El alto funcionario sostuvo además que, “hasta ahora llevamos 70 viviendas donadas por empresarios colombianos, ¡Gracias por su apoyo! la meta es llegar mínimo a 100, las cuales se sumarán a las más de 1.000 casas que intervendrá el Gobierno Nacional en Providencia y Santa Catalina”, agregó.

Lea también: Ordenan que prueba PCR sea de nuevo un requisito para ingresar al país

Explicó que para el caso del diseño de las viviendas, "se realizará un proceso de diálogo y concertación con las comunidades, con el fin de preservar sus costumbres el paisaje cultural isleño".

De igual forma, se contratará con mano de obra local para la construcción de las viviendas, con lo cual se permite la reactivación del empleo, así como la generación de ingresos en las isla.