Policia-LAFm-Colpremsa.jpg
Colprensa (Referencia).
19 Dic 2016 01:44 AM

Un pueblo de Bolívar, con 16.000 habitantes, está en manos de 7 policías

"No hay personal suficiente para apoyar y es muy preocupante".
La
Fm

Adalberto Menco, alcalde de San Martín de Loba, clama a las autoridades correspondientes para que aumente el numero de uniformados en su población, pues insiste en que solo 7 policías no es garantía de seguridad. Según el mandatario, de nada vale fortalecer mediante dotación de vehículos a la Estación de Policía de San Martín de Loba, si ésta no está acompañada con un refuerzo de uniformados para que se haga mayor presencia no sólo dentro del casco urbano, sino en los corregimientos, totalmente desprotegidos.

Menco manifestó que está trabajando “con los pocos policías que tenemos, siete, donde hemos pedido refuerzo en el pie de apoyo al Ejército Nacional para que en esta navidad y el mes de enero nos acompañen para que haya tranquilidad en todo el municipio", y agregó que es una solicitud que ha hecho reiteradamente de manera escrita y presencial.

El mandatario indicó que “esto sucede en diferentes municipios del departamento donde no hay personal suficiente para apoyar y es muy preocupante”. Sostuvo que también carecen del equipo de movilidad, aunque añadió que “el gobernador Dumek Turbay el 19 de diciembre nos va a entregar una camioneta y 3 motos para que la Policía se pueda transportar”, pero sugirió que no es garantía de seguridad porque reveló que en otras zonas del departamento “me comentan que hay más motos que policías”.

Hay preocupación en el municipio debido a que la situación es aprovechada por la delincuencia común e inclusive por bandas criminales, caso especifico el Clan del Golfo, para intensificar las extorsiones a los comerciantes a la población. El mandatario reconoció además que se ha dado un incremento en los atracos y extorsiones a dueños de fincas y ganaderos.

El más reciente caso de intimidaciones fue en en Minas de Guacharaco, ahí se presentaron dos atentados, donde las víctimas se encuentran en cuidados intensivos en centros asistenciales de la región, se trató de un comprador de oro y un líder comunitario que recibieron impactos de bala.