Pruebas de coronavirus
AFP
1 Ago 2020 03:38 PM

Procurador alerta sobre represamiento de más de 70.000 resultados de pruebas COVID-19

También hizo un llamado a los alcaldes para tomar medidas en el manejo de los cadáveres.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

El procurador general,  Fernando Carrillo, reveló que hay más de 70.000 resultados de pruebas por COVID-19 que están represadas o que no se han entregado.

Esa cifra aparece en un reporte que entregaron a la Procuraduría General los secretarios de salud departamentales, municipales y Distritales.

Lea aquí: El parte de salud de los policías heridos tras atentado en Soacha

Ese balance dice que en 18 departamentos “hay mas de 50 mil resultados de pruebas pendientes por entregar y en cuatro Distritos: Bogotá, Barranquilla, Santa Marta, y Tumaco hay más de 18 mil pruebas pendientes por resultado”, dijo Carrillo.

El procurador advirtió que esas demoras dificultan el manejo que se le puede dar a la pandemia por el coronavirus con el fin de evitar su expansión.

Es dramático e indica las dificultades para el manejo de la pandemia y la falta de control de los territorios sobre la expansión de la pandemia”, señaló.

El procurador también hizo un llamado a los alcaldes para que tomen medidas prontas sobre el manejo de cadáveres por coronavirus.

“Es fundamental respetar la legislación y respetar las medidas de bioseguridad. Estamos en frente de una emergencia sanitaria donde es altísima la ocupación de los hornos crematorios y es altísima la ocupación de las morgues. Los alcaldes tienen que disponer ya medidas concretar para garantizar las normas de bioseguridad”, dijo Carrillo.

Le puede interesar: Fiesta clandestina en Santander deja cerca de 50 personas sancionadas

La Procuraduría ha lanzado varios llamados de atención y alertas a las Empresas Prestadoras del servicio de Salud (EPS) sobre acelerar la entrega de resultados por coronavirus.

El procurador Carrillo ya ha dicho que hay demoras de hasta 32 días en la entrega de los resultados.

“La inoportunidad que se da en el proceso de la toma y análisis de las muestras genera que no exista un seguimiento real del comportamiento de la enfermedad, en el entendido que los retrasos del proceso pueden distorsionar las cifras y alterar todos los factores que dependen de este”, dice un informe de la Procuraduría sobre esa situación.