En Bucaramanga
Dos semanas desaparecida lleva la extranjera.
Suministrada por la familia.
19 Abr 2019 11:22 AM

¿Policía chilena desaparecida en Bucaramanga fue maltratada por su novio?

La familia Amory Ojeda sospecha que el sujeto le causó una lesión a la mujer, cuando cuando aún vivía en Chile.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

La familia de Amory Ojeda, la sargento chilena desaparecida en Santander, sigue tratando de atar cabos para encontrarla. Ojeda viajó a Colombia el 5 de marzo. Primero llegó a Medellín y luego a Bucaramanga, y desde el 29 no se sabe nada de ella. 

Por eso, han revisado las redes sociales de su novio, Juan Valderrama, que es 23 años menor que ella. Y en esa búsqueda, Natalia Navarro, la nuera de Amory, encontró en Facebook a una mujer estadounidense llamada Becky Evans, que se presentó como la nueva esposa de Juan. 

Lea también: Familiares de policía chilena desaparecida en Bucaramanga culpan a su novio

Ellos se casaron el 16 de marzo, cuando Amory ya estaba allá (en Santander), y este tipo la tenía en la finca del padre”, relató Navarro, en entrevista con el noticiero 24 Horas, de Chile. 

Me parece que ella también es otra víctima más de este tipo. Él quería conseguir solamente la visa a Estados Unidos”, agregó la nuera de Amory. 

Navarro se comunicó por WhatsApp con su suegra el 17 de marzo pasado, y al relacionar la fecha de esa conversación con la del supuesto matrimonio de Becky Evans sus dudas crecieron todavía más. 

Ese día, Amory le contó que se había ido a dos pueblos con su suegro porque “Juan está en capacitación en Bogotá”. Navarro le preguntó, entonces, que si estaba con Juan, y Amory respondió: “No, él está en Bogotá. Me dejó con su papá y su señora, que tiene la misma edad de Juan, para no estar sola en la casa, porque Juan estaría preocupado”. 

En contexto: Policía chilena desapareció en Bucaramanga tras viaje con supuesto novio

Así que lo más probable, según la familia de ella, es que Juan Valderrama le hubiera mentido, si es cierto lo que dijo Becky Evans. 

Y esa no es la única duda que tienen sobre el paradero Amory. Alejandra Ojeda, su hermana, le contó a 24 Horas sobre la conversación que tuvo con Juan Valderrama cuando desapareció Amory. 

Según Alejandra, Juan le mostró la foto de una supuesta circular con la que las autoridades y la Interpol la estaban buscando, pero ella no le creyó. Él le dijo, vía Facebook Messenger, que estaba pegando “los afiches” y que la policía se los había dado. 

“¿Sabes? Te quedó muy lindo el afiche, pero la Interpol no trabaja con afiches. Ese lo hiciste tú”, respondió Alejandra. 

El noticiero 24 Horas se comunicó con Juan, el pasado martes, para preguntarle al respecto, y él afirmó que en la policía no le habían dicho nada: “Yo di los datos, y dijo: ‘No, pero no aparece nada’. De Migración me pasaron a la Fiscalía, y no, que fuera a la Fiscalía, no, que fuera a la Sijín... He hecho de todo. Tengo afiches, tengo de todo”. 

Sin embargo, ese mismo día, la policía de Curití (Santander, el pueblo que ella supuestamente había visitado) le dijo a 24 Horas que no había denuncia de la desaparición, y la policía de Cimitarra le informó que Juan Valderrama tenía “tres entradas al sistema, pero como denunciante y como víctima”, pero ninguna relacionada con la desaparición. 

Al parecer, solo hasta el miércoles pasado Valderrama puso la denuncia por la desaparición. El comandante de la Policía de Bucaramanga, general Manuel Vásquez, ya anunció una investigación para encontrarla. 

De otro lado, Alejandra Ojeda, en entrevista con la Televisión Nacional de Chile, contó que cuando su hermana vivía aún en Santiago de Chile con Valderrama llegó con un dedo roto. Inicialmente, Amory dijo que él se lo había quebrado en medio de una discusión y días después cambió la versión a que todo ocurrió porque se cayó: “Juan trató de enderezarme el dedo y me quedó así y fui a que me lo entablillaran”. 

En Facebook, Valderrama aparece como Juan Amézquita Dos Santos, y Becky Evans eliminó las fotos públicas que tenía con él.