saludrefingimagelafm1.jpg
Ingimage (Referencia).
17 Abr 2018 02:57 AM

Padres de niñas afectadas con vacuna contra VPH piden intervención de Procuraduría

Exigen audiencia con procurador por incumplimiento en atención a niñas afectadas con vacuna contra VPH en el Carmen de Bolívar.

Los padres de las niñas, presuntamente afectadas por la aplicación de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) en el Carmen de Bolívar, salieron a las calles para exigir una audiencia pública al procurador Fernando Carrillo, ante el incumplimiento de los acuerdos fijados en conjunto con el Ministerio de Salud. Marlon Olivero, padre de una de las menores, indicó que hay desconfianza por las acciones de los organismos locales.

"Necesitamos una audiencia pública con el señor Procurador de la Nación porque, frente al tema de nuestras hijas, la Procuraduría abrió una investigación pero aquí en el Carmen de Bolívar archivaron el caso. Es una situación que está más viva porque nuestras hijas se siguen desmayando y no confiamos en la procuraduría provincial", dijo Olivero.

La exigencia también se extiende a la Gobernación de Bolívar, a la que piden que entregue los resultados de un estudio contratado y ya ejecutado. "Ellos ya tienen el estudio (...) nosotros queremos saber qué arrojaron esas indagaciones porque tenemos derecho", agregó el padre.

Lidis Elaguila, una madre también afectada, dijo que se han reunido más de 200 veces sin llegar acciones concretas. "Queremos lograr lo que no hemos podido en las 206 actas que tenemos firmadas de puras reuniones, pero no se ha cumplido nada de eso. Queremos que eso se cumpla".

Ya resignados, los padres decidieron no volver a mandar a sus hijas a un centro asistencial. "Ya no la llevamos a un hospital, hemos aprendido a manejarlas en casa porque nos arriesgamos si la llevamos en una mototaxi, que también es un peligro. Queremos salud para nuestras niñas", contó la madre afectada.

Entre los incumplimientos más preocupantes está la falta de una ambulancia disponible para trasladar a las menores cuando ocurran las complicaciones de salud. Sin embargo, los padres han tenido que recurrir a los vehículos de la Policía para llevar a las niñas a los centros de salud o a los hospitales.