Jesús González
Exfuncionario de la Alcaldía de Cali fue amenazado.
Cortesía Alcaldía de Cali
10 Jun 2021 12:17 PM

ONU pide celeridad en investigación sobre amenazas a exfuncionario de Alcaldía de Cali

El exsecretario de Bienestar Social lideró las mesas de diálogos con los jóvenes que integran la Unión de Resistencia de la ciudad.
Lina
Cárdenas
@liniscar

El exsecretario de Bienestar Social de la ciudad de Cali, Jesús Darío González denunció intimidaciones en contra de su vida por medio de una llamada telefónica.

“A la 1.48 p.m. por 27 segundos recibí una vociferante llamada amenazante de desconocida procedencia. No hay problema. Soy una persona de paz y bien que va tranquilo por la vida a pesar de los nubarrones de las mafias y las violencias que circundan”, escribió el exfuncionario en su cuenta de Twitter.

Le puede interesar: Policías denuncian maltrato por parte de médicos; hospital niega señalamientos

Las amenazas fueron rechazadas por la Organización de Derechos Humanos (ONU), que solicitó una investigación pertinente sobre este caso, “condenamos las amenazas contra Jesús Darío González, hasta hace pocos días Secretario de Bienestar en Alcaldía de Cali. Jesús ha trabajado desde hace muchos años en esta ciudad por la inclusión, la realización de derechos y el diálogo para superar los conflictos”.

El exsecretario de Bienestar Social lideró las mesas de diálogos con los jóvenes que integran la Unión de Resistencia de la ciudad.

“Rechazo de manera enérgica y contundente estas amenazas, toda la capacidad de investigación criminal y de inteligencia van a verificar quién se atreve a intimidar a un funcionario público. Él durante 40 días estuvo trabajando para traer soluciones pacíficas en medio de toda la crisis del Paro Nacional”, aseguró el secretario de Seguridad, Carlos Soler.

Le puede interesar: Investigan muerte de un hombre en medio de enfrentamientos en Cali

Jesús González, uno de los funcionarios más cercanos al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, renunció a su cargo como Secretario de Bienestar social alegando que le pesaban mucho las muertes de los manifestantes del paro nacional, por lo que consideró necesario "priorizar mi lugar de ciudadano para poder llamar las cosas con su nombre sin afectar las formas institucionales", indicó en su carta de renuncia.