3 Mayo 2015 08:36 AM

Nuevo caso de "usted no sabe quién soy yo" involucra a la Policía

El general Rodolfo Palomino afirmó que separó del cargo a quien fuera su asistente personal.
El periodista Daniel Coronell denunció en su columna de la revista Semana un supuesto caso de desacato de la autoridad por parte del capitán Jorge Lasso, exasistente personal del director de la Policía Nacional, Rodolfo Palomino. 
 
Según el columnista, se trata de un miembro del círculo inmediato del director. Coronell menciona en el texto al quien fuera su asistente personal.
 
Coronell afirma que Lasso cometió desacato al no atender la solicitud de un patrullero de la institución en medio de una "operación rutinaria de control en el norte de Bogotá".
 
Al parecer, el capitán gritaba constantemente la polémica frase “ustedes no saben quién soy yo, no saben con quién se están metiendo", sosteniendo ser el secretario privado del general Z-1. (Z-1 es el código de radio para identificar al director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino), aunque el capitán Lasso, en ese momento ya no ejercía ese cargo.
 
Ante la acusación del periodista, el general anunció que separó del cargo al Capitán Lasso.
 
De igual forma, Palomino, a través de un comunicado, recordó que su vida profesional la ha "forjado en principios como la transparencia, la rectitud y la disciplina", por lo que no será condescendiente con ningún miembro de la fuerza que falte a esos principios.
 
A continuación el comunicado del general Palomino:
 
"Mi vida personal y profesional la he forjado en principios como la transparencia, la rectitud y la disciplina. Por consiguiente, en ningún momento puedo ser condescendiente con policía alguno que genere dudas en su actuar ético, moral, disciplinario o penal.
 
Frente a esos presupuestos, separé del cargo a quien fuera mi asistente personal, de quien llegó un informe policial que lo señala de una supuesta intromisión indebida en un procedimiento policial el día 28 de febrero del presente año.
 
Mis convicciones me llevaron a poner el reporte de inmediato a órdenes de la Inspección General de la Policía Nacional, para que iniciara la investigación disciplinaria correspondiente, a fin de establecer el estado y las condiciones en las que el oficial actuó.
 
Como en anteriores oportunidades lo he manifestado, apoyo y respaldo a los policías de carácter, que en el fiel desempeño de su labor y de los postulados éticos, hacen cumplir las normas. Así mismo, soy implacable con aquellos que se apartan de esos criterios fundamentales de confianza ante la sociedad. El caso del que hago mención no será la excepción y las indagaciones llegarán hasta las últimas consecuencias.
 
Debo resaltar que el proceso disciplinario se abrió el 3 de marzo, día en el que se conocieron los hechos, y que el oficial, además de ser separado del cargo de ayudante, fue enviado a cumplir sus vacaciones, esto para brindar transparencia al proceso y así mismo permitirle una defensa dentro de los parámetros establecidos.
 
Al informe que cita los presuntos comportamientos del oficial, se le da toda la trascendencia institucional. El mismo fue elaborado por los policías que atendieron el caso y tramitado por quien esa noche era el oficial de Inspección de la Policía Metropolitana de Bogotá, Teniente Coronel José Luis Palomino.
 
Mi voluntad como Policía de la Patria y Director de la Policía Nacional, es brindar al país las garantías de una policía más confiable, solidaria, efectiva, transparente y respetuosa. Nada ni nadie afectará esa disposición sagrada.
 
Dios y Patria.
Gr. Rodolfo Palomino López.
Director Policía Nacional"
Fuente
Sistema Integrado Digital