Fiebre aftosa
El brote de fiebre aftosa produjo la disminución del consumo interno y el bajo precio de la carne en el mercado local.
Foto: Colprensa
30 Oct 2018 01:22 PM

Mitos y verdades en torno a la fiebre aftosa

El Gobierno colombiano trabaja para controlar los brotes de fiebre aftosa y recuperar la tranquilidad de ganaderos y consumidores.

En alerta se encuentran varias regiones de Colombia, luego que el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) detectará nuevos focos de fiebre aftosa, obligando a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) a cancelar temporalmente el estatus sanitario del país,  hasta tanto no se erradique este brote. 

Ante este anuncio, el ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, dio a conocer un plan de choque para controlar el avance de los focos de aftosa y blindar al país contra esta enfermedad animal.

Consulte también: Ganaderos han perdido más de $17 mil millones en las últimas semanas

Continuaremos trabajando arduamente para salvaguardar los intereses de las más de 450 mil familias ganaderas que dependen de esta actividad, y reforzaremos las medidas de control para evitar que la enfermedad se disemine a otras regiones y de esta manera mantener la estabilidad de los mercados internacionales”, dijo en días pasados el jefe de la cartera agropecuaria.

Ante este panorama hay preocupación entre los ganaderos, debido a que muchos consumidores de carne creen que el consumirla podría traer consigo graves afectaciones a la salud humana.

Vea también: Minagricultura anuncia plan de choque contra fiebre aftosa 

Sin embargo, en reiteradas oportunidades el ICA ha explicado que la fiebre aftosa es una enfermedad infectocontagiosa de tipo vesicular que solo se presenta en los animales y no afecta a los seres humanos, tal como está demostrado científicamente.

Además, el ICA ha afirmado que no existe riesgo alguno de consumir carne de ninguna especie, teniendo en cuenta que el ganado diagnosticado con este brote es sacrificado. De igual modo, como medida preventiva para evitar la difusión del virus, también sacrifican los que han tenido contacto alguno con animales enfermos.

Lea también: Venezuela cierra la frontera comercial con Colombia

Sumado a lo anterior, como medida preventiva adelantan una cuarentena en la zona donde estuvieron los animales, es decir, la no movilización del bovinos para evitar el ingreso y/o propagación de la fiebre aftosa a un determinado espacio y así controlar el foco o brote presentado. 

Cabe mencionar que la enfermedad se evita con la vacunación que se realiza en el país dos veces al año por parte de los ganaderos y con la supervisión del ICA. 

Fuente
Sistema Integrado Digital