Bronx de Medellín
En el operativo fue capturado alias Don Omar.
Sistema Integrado Digital
29 Ago 2018 12:58 PM

Megaoperativo en el Bronx de Medellín deja cuatro capturados y 34 edificios demolidos

Tres policías se hicieron pasar como habitantes de calle para diseñar la intervención.
Carlos Andrés
Carmona Muñoz
@carmonacarlos92

En dos megaoperativos realizados en el centro de Medellín y en una finca de Copacabana, fueron capturadas cuatro personas, entre las que se encuentra alias Don Omar, quien se encontraba en una lujosa finca del norte del Valle de Aburrá.

Según las autoridades, 'Don Omar' controlaba el 30 por ciento del microtráfico que se distribuía en el centro de Medellín, especialmente en el sector de San Benito, donde cerca de 511 habitantes en situación de calle consumían cerca de 25 millones de pesos diarios en estupefacientes.

De otra parte, 800 uniformados con el apoyo aéreo del helicóptero 'Halcón', de la Policía, lideraron otro despliegue en el sitio conocido como la Avenida de Greiff, zona céntrica de Medellín.

El comandante de la Policía Metropolitana, general Oscar Gómez Heredia, aseguró que se aseguraron varias cuadras a la redonda. El oficial indicó que "Omar" también cobraba extorsiones a las trabajadoras sexuales  de la zona conocida como El Raudal.

Otra de las capturadas es alias la Mona, compañera sentimental de Don Omar, quien sería el enlace  con las plazas de vicio de la zona. La Policía analiza si el denominado Bronx de Medellín, sería utilizado como sitio para asesinar personas.

De igual manera, 34 bienes ubicados en el centro de Medellín, fueron demolidos. Estos servían como expendios de drogas en la comuna 10, el sitio con mayor cifras de homicidios y hurto a personas.

Esta demolición fue posible gracias a las investigaciones realizadas por los peritos de la Fiscalía y la Sociedad de Activos Especiales, que tras casi un año de inteligencia, lograron declarar estos 34 bienes en extinción de dominio.

En varias ocasiones las autoridades han intervenido el centro de Medellín de cara a la lucha contra el microtráfico y sus principales consumidores como los son los habitantes de calle. Para evitar que esta población retorne a este lugar,  el Alcalde de Medellín anunció un plan de choque integral con trabajo social para esta población vulnerable.

En lo corrido del año, cerca de 10 mil 633 personas han sido capturadas en Medellín por el delito de microtráfico, anunciaron las autoridades.

Tres policías vivieron 4 meses como habitantes de calle para diseñar el megaoperativo:

Con un costal en la mano lleno de reciclaje, un tarro de pegante en el bolsillo, ropa sucia, zapatos en mal estado, piel untada de grasa y un cigarrillo en la oreja. Así vivieron durante cuatro meses tres policías de Medellín pertenecientes al Grupo de Operaciones Especiales, quienes se convirtieron en habitantes de calle para investigar cómo trabajan las bandas que controlan la Avenida de Greiff, sitio conocido como El Bronx de la capital antioqueña.

Los uniformados debieron consumir drogas y dormir en las calles, para ganarse la confianza de los delincuentes que controlan el microtráfico y la prostitución en uno de los sitios más peligrosos de la ciudad.

Uno de los policías, que lleva 20 años en la institución, contó que él y sus compañeros se cuidaban entre sí de los tantos peligros que rodean la temida Avenida de Greiif.

También le puede interesar: Redes del narcotráfico estarían usando a migrantes ilegales en frontera con Panamá

Aunque tienen todas las comodidades en sus hogares, los dos policías debieron dormir entre cartones y sábanas, algunas veces en cambuches improvisados que compartían con los verdaderos habitantes de calle.

Al reconocer que debió consumir marihuana, perico y bazuco, el uniformado aseguró que las drogas son una tragedia que le roban los sueños a miles de personas, sin discriminar edades o estratos sociales.

Pese a todos los retos que debieron afrontar, los uniformados dijeron no haber sentido miedo. Tras 20 años en la institución, los policías estaban preparados para camuflarse entre delincuentes, sin ni siquiera tener sus armas de dotación.

Uno de los policías contó qué es lo primero que hará cuando llegue a su casa tras vivir cuatro meses en las calles. Dormir y comerse una bandeja paisa encabezan la lista de deseos.

Gracias a la labor de los valientes policías que se hicieron pasar como habitantes de calle, las autoridades pudieron diseñar uno de los operativos más importantes en la historia de Medellín.

Gracias a su valentía se logró identificar que alias Don Omar, considerado el terror de la zona, sujeto que ya está en prisión, mientras que los uniformados regresarán a su hogar a la espera de un merecido reconocimiento de las autoridades.

Fuente
Sistema Integrado de Información