Estadio-Pascual-Guerrero-Colprensa-El-País.jpg
Colprensa- El País
25 Mayo 2017 06:19 AM

Maurice Armitage: si la violencia sigue, voy a prohibir el fútbol

El alcalde de Cali, Maurice Armitage, aseguró que está dispuesto a cerrar el estadio Pascual Guerrero por varias fechas como una medida extrema, tras evaluar los hechos protagonizados por algunos hinchas que asistieron al clásico del fútbol caleño entre el Deportivo Cali y América.
La
Fm

"Habrá que hacer los partidos en otras partes. Yo no voy a permitir eso, porque la gente aprovecha el fútbol para hacer "bandalaje". No se puede permitir que a través del fútbol la gente haga violencia", enfatizó.

Hinchas del Cali y América protagonizaron fuertes enfrentamientos en el Pascual Guerrero

Desde las 8:00 a.m. de este jueves se lleva a cabo una reunión de la Comisión Local de Fútbol para evaluar las disposiciones actuales y disponer de medidas drásticas en contra de las barras bravas, con las que se viene adelantando un proceso de barrismo social que contempla permitir el ingreso de ambos grupos de hinchas durante estos certámenes.

Consecuencia de los desmanes que iniciaron horas antes del encuentro deportivo, 85 personas fueron conducidas a estaciones de policía y se incautaron 57 armas blancas.

El secretario de salud municipal, Alexander Durán, confirmó que 30 personas resultaron lesionadas durante los desmanes.

Entre los afectados hay dos jóvenes con impactos de arma de fuego en las extremidades y un miembro de la policía con fractura; tres más registran heridas con armas blancas mientras que el resto fueron asistidos por golpes y crisis de nervios durante la reyerta que inició en la tribuna sur-oriental.

Por su parte, Juan Pablo Paredes, secretario de Seguridad y Justicia de Cali, calificó como decepcionante la jornada de disturbios. Añadió que deberá replantearse la vocería de ambas representaciones porque no están siendo coherentes con lo acordado en la mesa.

"No es posible que frente a nosotros se den la mano y en el estadio se den golpes", enfatizó.