Atentado en Huila
Atentado en Huila
Policía
3 Sep 2022 03:39 PM

"Los pusieron como carne de cañón": padre de policía asesinado en Huila

El hombre manifestó que su hijo le dijo varias veces que eran muy duros los entrenamientos. 

Luis Sabi, padre del comandante de la Estación de Policía de San Luis, intendente Luis Alberto Sabi, aseguró que a su hijo y a los otros uniformados debieron enviarlos en un helicóptero y no en una patrulla y que a las víctimas las pusieron como carne de cañón. 

Lea además: Se conocen detalles de cómo habría sido el ataque que dejó siete policías muertos en Huila

Dijo también que su hijo 37 años y estaba a punto de salir de la Policía Nacional, con muchos sueños e ilusiones, era casado y deja dos hijas. Llevaba más de 18 años en la policía. Era comandante de Grupo de Reacción. En su hoja de vida reposan 8 condecoraciones y 51 felicitaciones.

También aseguró que las zonas de San Luis y Chapinero, son riesgosas por la presencia de grupos al margen de la ley. 

"Se sabe que es una zona roja a ellos debían haberlos mandado por helicóptero y no en una patrulla de la Policía, y los colocaron como 'carne de cañón', eso es el llamado que le hago yo al director de la Policía Nacional y para el mismo presidente de la República (...)", indicó.

A su vez, aseguró que su hijo le dijo que estaba preocupado porque en esa zona había la orden de no venderle a ningún policía. 

"Como se les ocurre enviar a estos muchachos por tierra, sabiendo la situación que estamos viviendo", expresó.

Finalmente, aseguró que "el único vicio que tenía él era servirle a la Policía Nacional, él no tomaba trago, la educación que se le dio desde pequeño, le sirvió hasta el día de su muerte (...), por eso lo vamos a extrañar mucho". 

Vea también: Presidente Petro dice que se evidencia el incumplimiento de acuerdos de paz tras atentado en Huila

"Doy gracias a Dios por volverlo a ver": padre del único sobreviviente de la masacre de la Policía 

Jesús Esquivel padre del auxiliar Gustavo Esquivel, el único sobreviviente del atentado con explosivos que ocurrió en zona rural del municipio de Aipe (Huila), aseguró que le agradece a Dios que le permitiera volver a ver a su hijo, quien siempre soñó con ser policía. 

 “Doy gracias a Dios por la oportunidad de volverlo a ver, estoy muy contento con Dios y bueno, hasta el momento no he logrado hablar con él, gracias por el apoyo que le han brindado en la clínica”, señaló. 

Manifestó además que su hijo le dijo varias veces que eran muy duros los entrenamientos. 

"Él me decía que todo iba muy bien, que a veces le tocaba muy duro los entrenamientos, pero siempre quiso el mejor. En varias oportunidades me manifestó que sentía temor en ir a la zona donde ocurrió la masacre”, agregó.