Liberados.jpg
LA FM
9 Mayo 2017 09:00 AM

Liberados por el ELN en Chocó: la guerrilla iba a matar al que se cansara de caminar

Se trata de ocho jóvenes dedicados a la minería informal.
La
Fm

Más dudas que respuestas fue lo que dejó la secuestro de los ocho jóvenes, integrantes de una misma familia, liberados por el ELN en Nóvita, Chocó, tras tenerlos 36 horas en su poder por supuestos "malos comportamientos".

Según el Ejército, hasta ahora se desconoce el motivo real de la retención, pese a que el Ministro de Defensa aseguró que la guerrilla argumentó la situación en el pasado judicial de las víctimas.

Tras ser dejados en libertad por la guerrilla ante la junta de acción comunal de Altos de Tamaná, los jóvenes fueron trasladados a Quibdó para los chequeos médicos. Los liberados aseguraron que el ELN amenazó con asesinar "al que estuviera cansado de caminar en la selva", y además les dijeron que les "quitarían la vida por las presiones del Ejército".

En diálogo exclusivo con LA FM, los jóvenes liberados manifestaron que "Nos tocó correr mucho, estábamos acostados y nos dijeron que nos pusiéramos las botas y los siguiéramos. Nos dijeron que si el Ejército seguía metiendo presión nos quitaban la vida, que si estábamos cansados les dijéramos y nos mataban ahí".

Otro de los jóvenes liberados se mostró bastante conmovido al momento de su rescate, aseguró que "la vida le dio una segunda oportunidad", le agradeció a Dios por haber salido sano y salvo de la selva chocoana y explicó que en varias ocasiones pensó que sería asesinado por los guerrilleros.

"Le doy gracias a Dios y a las Fuerzas Militares, gracias a mi Dios. Pensé en la muerte, allá donde uno estaba no contaba con la vida, estábamos en un momento crítico, gracias a Dios ya estamos bien", afirmó el joven.

El comandante de la Séptima División del Ejército, general Jorge Salgado, explicó que no se presentaron combates contra el ELN durante el operativo de liberación, agregó que realizaron 20 asaltos aéreos en la zona, una presión militar que intimidó a los subversivos.

Los siete hombres y la mujer liberados por el ELN son integrantes de la familia Rivas Asprilla de Nóvita y se dedican desde hace varios años a la minería. Aseguraron que seguirán realizando esta labor, ya que es el único sustento del cual se puede sobrevivir en esa localidad del Chocó.