Leyner Palacios
Leyner Palacios
Colprensa
16 Ene 2020 03:54 PM

Leyner Palacios tuvo que salir del Chocó por amenazas

El líder social había denunciado la incursión de miembros del ‘Clan del Golfo’ en Bojayá.
Paola
Agredo Tapias
@zpaola02

Pese al refuerzo en la seguridad por parte de la Unidad Nacional de Protección, Leyner Palacios salió de Chocó por las reiteradas amenazas que ha recibido del ‘Clan del Golfo’.

Modesto Serna, asesor de Paz del departamento, aseguró que lamentablemente el líder social tuvo que abandonar la región ante el temor por las constantes intimidaciones, luego de denunciar la incursión de unos 300 hombres armados de la banda criminal al corregimiento de Pogue, en Bojayá. Señaló que pese a su esquema de protección, este no fue suficiente para evitar su salida del territorio.

A pesar de que el Ejército ya tiene control en la zona, los habitantes de Bojayá siguen sin poder movilizarse con tranquilidad por el territorio; incluso, algunos dejaron de ejercer sus labores de campo por temor a quedar en medio de enfrentamientos entre grupos ilegales.

Lea también: Policía no tiene evidencia de secuestros en Nóvita, Chocó

En una visita al municipio, el presidente Iván Duque había prometido incrementar no solo la presencia militar, sino la inversión social, específicamente en algunas zonas de la localidad donde tienen injerencia el ELN y el ‘Clan del Golfo’.

Cien hombres del Ejército en Nóvita

El Ejército anunció que reforzará las operaciones militares en Nóvita, Chocó, luego de las denuncias de la comunidad sobre la presencia de integrantes del ELN en el corregimiento Juntas de Tamaná.

El general Juan Carlos Ramírez Trujillo, comandante de la Séptima División del Ejército Nacional, aseguró que serán cien hombres de la institución quienes estarán adelantando operaciones militares contra la estructura ‘Cacique Calarcá’.

Le puede interesar: Hallan cuerpos de dos hombres decapitados en Caucasia, Antioquia

En Nóvita el ambiente está tenso desde el homicidio de Samuel Francisco Peñaloza, un líder campesino de 60 años de edad, quien fue abordado por hombres que le propinaron varios impactos con arma de fuego. Tras el crimen, surgió la versión de algunos pobladores sobre el supuesto secuestro de más personas.