Trata de personas
Imagen de referencia - Pxhere
16 Oct 2019 08:02 PM

Las ofertas más usadas por traficantes de personas

Organismos alertan sobre corroborar siempre las promesas de un futuro mejor.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

Un trabajo digno, con buena remuneración o el sueño de ser modelo internacional es la oferta que cientos de colombianos esperarían para tener un futuro económico envidiable; sin embargo, un gran porcentaje de quienes aceptan este tipo de ofertas se encuentra con una realidad que quisiera no haber vivido, si es que logran sobrevivir para contarlo

Estas llamativas ofertas laborales tienen en alerta a las autoridades del país debido a que las redes de trata de personas no desaprovechan la más mínima oportunidad para atraer víctimas con falsas promesas y posteriormente someterlas a diferentes delitos de los que se benefician económicamente.

Es por esto que desde los diferentes organismos y autoridades se lanzan estrategias para poner en alerta a las personas y tratar de disminuir este delito que, según el último reporte de la ONU, afecta principalmente a mujeres en un 80% de estas víctimas. 

Y es que no solo los adultos y jóvenes soñadores son víctimas de trata de personas, pues cabe aclarar que este delito consiste en  la acción de captar, trasladar o acoger a una persona para sacar provecho a través de explotarla de diferentes formas como sexualmente, con trabajos forzados, a través de matrimonio servil o mendicidad. Por esto las niñas y niños están cayendo también en estas redes que, sin necesidad de sacarlos del país, los someten especialmente a venta de órganosmendicidad o explotación sexual -principalmente- en ciudades turísticas. 

Como la muy sonada frase “de eso tan bueno no dan tanto”, las autoridades insisten en que siempre se debe desconfiar de cualquier propuesta, por más llamativa que sea, y a la vez dieron a conocer las ofertas más comunes que usan los integrantes de estas redes para captar personas.

Oferta de empleo

El común denominador de estas redes está en las falsas ofertas de empleo, pues aprovechándose de la necesidad de los colombianos, estas personas ofrecen diversos empleos en el exterior los cuales, aunque no son tan extraordinarios como ser gerente de una multinacional, sí ofrecen remuneración económica exorbitante, algo que termina por llamar completamente la atención de la víctima quien, ante la oferta económica olvida hace una pausa y pensar qué tan real puede ser. 

Dentro de las más comunes “oportunidades de empleo en el exterior” se encuentran: Niñera, mesera, impulsadora y operaria.

Modelo internacional

El trabajo de modelaje es quizá el sueño de un buen porcentaje de jóvenes que al comenzar a planear su vida de adultos espera no tener que pertenecer a una empresa, cumplir horario y someterse a lo que llaman la “vida de un asalariado”; es por esto que ante la oferta de irse del país a modelar ropa interior, o ser imagen de una revista internacional, con muy buen salario, los jóvenes no lo piensan dos veces y comienzan a planear su “vida de famosos”.

Amor por internet 

Pese a los cientos de casos y alertas de las autoridades, las personas ya sea jóvenes o adultas terminan cayendo en el ya muy conocido engaño de encontrar el amor por internet.

Y es que ¿a quién no le gusta encontrar el verdadero amor? Pues esta es la clave que encontraron traficantes de personas para captar víctimas con mayor facilidad.

Consiste en crear perfiles falsos, pero llamativos para quienes acostumbran a tener amistades o relaciones virtuales, llegando a meterse tanto en la vida de estas personas que terminan por convencerlas de tener una relación y posteriormente viajar a formalizar todo con su “amado o amada”. 

Esta fantasía se derrumba cuando la persona sale de su país y se encuentra con que su "amor" no espera más que someter su víctima a trabajos forzados, explotación sexual o matrimonio servil, casi siempre, con el argumento de que todo esto es para pagar los gastos de su viaje

Compañía o prostitución voluntaria

Pese a los diferentes engaños que existen, hay quienes son "sinceros" con su víctimas y les proponen viajar al exterior a trabajar siendo parejas de compañía u ofreciendo servicios sexuales, eso sí, con mucha mejor remuneración que en Colombia. Hasta aquí pareciera que no hubo engaño, sin embargo, una vez en el extranjero las personas son obligadas a ejercer este ejercicio bajo extensas jornadas y pagos mínimos, incluso, en algunos casos sin recibir pago. 

Este tipo de trata es aclarado por las autoridades, quienes explican que pese a que en principio hubo conocimiento y consentimiento de la persona para la actividad que iba a realizar, aún siguen siendo víctimas y esto no exime de responsabilidades a los victimarios.

Por último, la forma de ayudar a minimizar este flagelo consiste en siempre dudar, cerciorarse, comentar a los familiares y amigos cercanos –ya que ninguna oferta legal tendría porque se ocultada-  y si se es víctima, denunciar en cuanto se tenga la oportunidad.