Hidroituango.
Hidroituango.
Cortesía: EPM.
26 Oct 2021 07:10 PM

Hidroituango y las millonarias pérdidas, si no comienza a operar en 2022

A través de una carta, la Sociedad Hidroeléctrica Ituango mostró su preocupación por un eventual cambio de contratistas.
Jhon Arley
Gil Jaramillo

La Sociedad Hidroeléctrica Ituango, que representa a los dueños del proyecto, emitió una alerta temprana a EPM, por el posible incumplimiento de las obligaciones de Empresas Públicas con el contrato Boomt y la administración de la licencia ambiental.

El gerente de la Hidroeléctrica Ituango, Javier Darío Soto, afirmó que existen atrasos importantes en la ejecución de las obras principales que ponen en riesgo inminente el cumplimiento de las Obligaciones de Energía, hecho que se agrava según estos si la compañía decide cambiar a los actuales contratistas.

Lea además: Hoy se define el futuro de los contratistas de Hidroituango

"Al respecto, Hidroitungo genera alerta temprana a EPM, en calidad de administrador de la licencia ambiental del proyecto, que conforme a la clausula 6.18 del contrato Boomt, EPM se encuentra obligado a asumir cualquiera y todos los costos de cualquier naturaleza relacionados con el cumplimiento de las obligaciones ambientales", se indicó.

Así mismo, "en concordancia con la cláusula 6.08 ibídem, EPM se obliga a mantener indemne a Hidroituango por cualquier reclamo relacionado con el cumplimiento de las disposiciones ambientales. Por lo tanto, en caso de que el proyecto no entre en operación en julio de 2022 por no haberse logrado el levantamiento de la medida preventiva y que se generen nuevas sanciones, EPM responderá por sus acciones en los términos del contrato Boomt, sin perjuicio de las demás acciones que tenga Hhidroituango a su disposición por los perjuicios que se le causen".

Vea también: Hidroituango: EPM sí pidió a CCC Ituango propuestas para cesión de contrato

El gerente Soto afirmó que los retrasos en la obra son riesgosos para la estabilidad del proyecto y de no entrar en operación en el año 2022, las pérdidas acumuladas aproximadas por este concepto (Obligación de Energía en Firme) serían de $85 millones de dólares, que sumarían a los 42 millones de dólares que pagó EPM por el incumplimiento.

La alerta fue emitida por la Sociedad a través de una carta en la que dejó constancia de su preocupación por el posible cambio de contratistas.