Guardianes del Inpec
Los guardianes del Inpec tuvieron que pedir ayuda a la Policía.
Foto: Archivo Colprensa
26 Nov 2019 11:43 AM

Guardias del Inpec habrían ingresado drogas en cárcel de Yopal

Los detenidos estarían facilitando el ingreso de sustancias y otros elementos que comercializa una organización criminal.

Dos guardianes del Inpec fueron judicializados como presuntos responsables de facilitar el actuar ilícito de una banda que se dedicaba a la comercialización de sustancias estupefacientes al interior del centro penitenciario de La Guafilla, en Yopal (Casanare).

Según el director Seccional de Fiscalías en Casanare, la investigación comenzó en septiembre de 2018 y fue adelantada por el Gaula Militar y la Fiscalía, en coordinación con la dirección del Inpec.

Con los resultados obtenidos, se consiguió develar la existencia de una organización criminal que se encargaba del ingreso de estupefacientes, teléfonos celulares y otros elementos tecnológicos, que no se permiten dentro del centro penitenciario.

Lea también: Se vienen más marchas: Comité Nacional del Paro anuncia movilizaciones

En total, fueron capturadas nueve personas, a las cuales se les imputó el delito de concierto para delinquir, con el fin de comercializar estupefacientes, mientras que a dos funcionarios del Inpec se les imputó el delito de cohecho propio.

A los dos guardianes del Inpec se les impuso medida de aseguramiento con detención preventiva, que deberán cumplir en la cárcel La Picota de Bogotá; mientras que a otras tres personas se les impone medida de detención preventiva en la cárcel de Sogamoso.

La Fiscalía apeló la decisión del juez de dejar en libertad a otros dos capturados, por considerar que está en desacuerdo con la determinación del togado de no imponerles medida de aseguramiento.

Le puede interesar: Habrían secuestrado a contratista del ICBF en el Catatumbo

Según indicó la Fiscalía, el modus operandi de la banda conocida como 'Entrerrejas', en la que participaban varias mujeres, consistía en que éstas eran las encargadas de alistar el estupefaciente, servían además de correo humano para llevarlo camuflado en sus partes íntimas y de pagar a los guardianes el dinero para facilitar la acción delictiva.

Fuente
Sistema Integrado de Información