Pozo petrolero
Pozo petrolero
Ingimage (Imagen de referencia)
21 Dic 2020 07:18 AM

Explosión de pozo petrolero en Catatumbo: dos muertos y tres heridos

Las víctimas son trabajadores de la empresa contratista Fepco de Ecopetrol.
Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo

En el corregimiento de Petrolea, zona rural del municipio de Tibú, trabajadores contratistas de Ecopetrol realizaban labores de reparación en el pozo P104 donde accidentalmente se presentó una explosión que ocasionó la muerte de dos funcionarios. Otros tres trabajadores resultaron heridos.

Los trabajadores que murieron eran contratistas de la firma Fepco, los cuales  fueron identificados como Marlon Rojas Moreno y Jaisson Herrera Teherán, igualmente resultó herido otro funcionario y dos personas de la comunidad quienes fueron trasladados a los hospitales de los municipios de Tibú y Cúcuta en donde reciben atención médica.

Le puede interesar: Capturan al joven de 22 años que asesinó a profesor de voleibol en Itagüí

A través de un comunicado Ecopetrol indicó que la conflagración ya fue controlada por parte de los organismos de socorro, en donde se busca brindar tranquilidad a la comunidad de la zona.

"El accidente se registró en momentos que realizaban trabajos preliminares para el abandono del pozo 104 en el campo Petrolea, Tibú, Norte de Santander", dice el comunicado de la Empresa Petrolera.

Así mismo, manifiesta que un equipo técnico de Ecopetrol y de la compañía aliada se desplazará a la zona en donde ocurrieron los hechos, con el fin de iniciar las investigaciones para determinar las causas que originaron el evento. 

Lea además: [Video] Mujer que solicitó a policía ponerse el tap

Ecopetrol expresó sus más sentidas condolencias en este difícil momento a los compañeros y familiares de Marlon y Jaison y confía en la recuperación de las otras tres personas heridas.

Así mismo, las autoridades en Tibú enviaron un mensaje de fortaleza a los familiares de las personas fallecidas, y reconocieron que ha sido un año muy duro para la empresa petrolera  al referirse que 24 atentados se  registraron contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas y fueron instaladas 38 válvulas ilícitas para el robo de petróleo. 

Otro hecho grave es el hurto de equipos que está a punto de hacer inviable la producción de 700.000 pies cúbicos diarios de gas de los campos Tibú y Sardinata para abastecer de gas domiciliario a Tibú y Cúcuta.