Una mujer sostiene una camiseta con la leyenda "Víctima de las Farc" durante una protesta afuera en la sede de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en Bogotá, el 13 de julio de 2018.
Una mujer sostiene una camiseta con la leyenda "Víctima de las Farc" durante una protesta afuera en la sede de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en Bogotá, el 13 de julio de 2018.
AFP
27 Sep 2018 01:49 PM

Exguerrilleros de las Farc estarían construyendo asentamientos ilegales en Antioquia

La Gobernación de Antioquia señaló que serían al menos 20 las concentraciones de estas personas y que en algunas se estaría sembrando coca.

La Gobernación de Antioquia radicó una nueva queja ante la oficina del Alto Comisionado para la Paz, esta vez por cuenta de los asentamientos ilegales que exguerrilleros de las Farc levantaron en varios municipios del departamento, en compañía de sus familiares y amigos.

El gobernador del departamento, Luis Pérez, explicó que se han identificado 20 asentamientos irregulares, que los exguerrilleros construyeron luego de salir de las zonas de normalización que había en Ituango, Dabeiba, Anorí, Vigía del Fuerte y Remedios. 
 
Para el mandatario, la masiva llegada de exsubversivos, de forma "desorganizada" a los municipios, representa un gran riesgo para la seguridad de  los territorios.

"El problema ya no está solamente en las zonas de normalización, pues el Gobierno ha dejado que esto crezca de una forma desordenada. Incluso el Gobierno sigue enviando comida para las zonas de normalización, mandan 100 mercados, cuando realmente solo hay 25 personas".

Según las quejas de la Gobernación, a la vereda Godoy (de Dabeiba) llegaron 25 exguerrilleros de las Farc con sus familiares y amigos, en La Banquita (de Frontino) hay 70 exsubervisos y en la vereda San Francisco (de Yondó) hay 25. Otros de los asentamientos estarían en el Urabá y el suroeste antioqueño.

El caso más preocupante se registra en el corregimiento Mandé, del municipio de Urrao, donde los desmovilizados del Frente 47 de las Farc se asentaron sin los permisos de las autoridades. En esa zona se identificó un aumento de los cultivos ilícitos que estarían siendo administrados por 2 mil personas que viven en las fincas del sector. 

Fuente
Sistema Integrado de Información