Sin-título44.jpg
Colprensa
16 Mayo 2018 02:29 PM

Gerente de EPM: el peor escenario es el derrumbamiento de la represa

A pesar de que el cauce del río Cauca mermó su fuerza, podrían presentarse borrascas en cualquier momento.
La
Fm

El Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo (Dapard) y Empresas Públicas de Medellín (EPM) emitieron una alerta a todos los municipios ribereños del río Cauca en los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba y Antioquia por un posible desprendimiento de la presa en Hidroituango.

Lea aquí: EPM: ruptura de túnel en Hidroituango originó la nueva emergencia

Esta situación, de acuerdo con los técnicos de la represa, sería el peor escenario ante una eventual borrasca del afluente que afectaría sobre todo a las localidades de Puerto Valdivia, Cáceres, Nechí, Tarazá y Caucasia.

Encuentre más en: MinMinas advierte que no se va a poner en riesgo a ningún trabajador en Hidroituango

|??| Impresionante video del incidente en #hidroituango

Una publicación compartida por LA FM (@lafmoficial) el

Por su parte, Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de EPM, explicó que en un eventual derrumbamiento de la presa, este movimiento en masa podría generar una mancha de agua que afectarían no solamente a los municipios antioqueños, sino a los que limitan con el departamento.

"Nosotros hemos querido mantener en máxima alerta a la población previendo el escenario más negativo (...) el peor de los escenarios es que se presente un derrumbamiento de la presa", dijo el directivo.

Y agregó que “la mancha de agua que produciría esto podría incluso, en algunos casos, afectar los municipios bajos de esos departamentos".

Según la directora del Dapard, Juliana Palacio, esta medida se tomó para prevenir una emergencia mayor a la que actualmente se presenta, por lo que llamaron a todos los alcaldes para que tengan activados todos los planes de gestión del riesgo.

Ante esta emergencia también se ordenó la evacuación de varias familias ribereñas aguas abajo de Puerto Valdivia, donde 1.700 personas han tenido que desocupar sus hogares.

Por ahora, funcionarios de EPM adelantan labores de realce de la presa para alcanzar los siete metros de altura y evitar que la fuerza del caudal del río Cauca genere nuevos daños.