1340.jpg
Un “hágale, bacano” selló la discrepancia entre uniformado y motociclista.
28 Mar 2018 05:41 AM

El inesperado final del rifirrafe entre motociclista y agente de tránsito

Al margen de las advertencias de una inmovilización y un comparendo, las cosas cambiaron rotundamente.

Un video que se ha hecho viral en redes sociales muestra cómo se enfrentan en una carretera del país un motociclista y un agente de Tránsito que rodaba en desarrollo de su patrullaje.

El rifirrafe entre los dos se inició por la decisión del motociclista de advertirle al uniformado que iba con uno de los espejos de la motocicleta en posición inadecuada, lo cual –habitualmente– amerita un comparendo.

¿Qué pasó, cuál es el problema? ¿Quiere que le inmovilice la moto?”, le dijo el policía al motociclista en evidente malestar por indicarle que estaba mal puesto el espejo.

Luego el uniformado le señaló que lo puede inmovilizar por golpearle la moto, hecho que evidentemente no sucedió. El policía poco después se retiró del lugar pidiéndole “no ser así”.

Cuatro kilómetros más adelante, el motociclista tratando de esquivar varios vehículos terminó adelantando en doble línea, una contravención que amerita la imposición de un comparendo.

El mismo uniformado decidió pedirle orillarse al motociclista. Luego de que el policía le recordó que cometió la falta, el motociclista no se opuso a la decisión que debía proceder.

Pocos segundos después la discusión y discrepancia que se dieron cambiaron totalmente de rumbo. El uniformado señaló que también entiende la situación de los motociclistas del país.

“Yo no voy tras de ustedes, no busque eso de la Policía. Si otros compañeros hacen eso con usted yo lo siento mucho pero yo no soy así porque no todos somos iguales. Yo no lo puedo juzgar a usted por otros motociclistas que roban; usted no puede ser así. Sea un amigo más para nosotros, no le pido nada más”, señaló el uniformado mientras le extiende la mano para saludarlo.

Sin embargo, el policía admite que también es un error llevar el espejo de manera irregular pero que no tiene cómo ajustarlo.

Toda la discusión termina con un “hágale, bacano” sin necesidad de la imposición de un comparendo. El motociclista que divulgó el video dijo que las cosas se pueden solucionar con una buena charla donde todos sean más sensibles. Además exhorta a entender que “todos tenemos malos días, hasta los policías”.