13 Jul 2016 08:01 PM

Economía del país, muy golpeada por el paro camionero

A más de un mes de la protesta, el país vive un momento complicado en diferentes sectores de la economía; se espera que el Gobierno y el gremio logren un acuerdo que ponga fin a las vías de hecho.
Colombia siente el "duro" impacto del paro camionero de más de un mes en su economía, consideraron representantes del Gobierno y del comercio, en tanto el presidente Juan Manuel Santos llamó a salvaguardar la "seguridad alimentaria".
 
"Seguridad alimentaria del país no puede estar en riesgo. Con 13.000 soldados protegemos transporte de víveres", escribió Santos en Twitter, en respuesta a un mensaje del ministerio de Defensa que aseveraba que "la seguridad de los transportadores" está siendo garantizada.
 
Con la militarización de las vías, en las que fueron desplegados 23.000 soldados y policías, el Gobierno busca asegurar el abastecimiento y evitar actos violentos, tras recientes choques de manifestantes y Fuerza Pública, que dejan un muerto y varios heridos, entre ellos el gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya.
 
El paro, que se inició el 7 de junio, busca la puesta en marcha efectiva de un fondo de chatarrización, programas sociales para los conductores, seguridad en las vías, baja en el costo de peajes y combustibles. Además, los transportistas cuestionan el incumplimiento de pactos anteriores por parte del Gobierno.
 
"Lo único que necesitamos nosotros es que nos dé nuestra protección de poder reemplazar vehículo por vehículo (con el plan de chatarrización) y poder legalizar el plano laboral de la gente. Es la base de este paro", explicó Eddy Ruiz, uno de los manifestantes.
 
Según la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar), que reúne a 140 empresas que movilizan 70% de la carga en el país, en Colombia hay unos 280.000 de estos vehículos, de los cuales unos 54.000 están en paro.
 
Al respecto, Santiago Cardona, campesino de Avícola de María, relata cómo ha sufrido las consecuencias del paro camionero:
 
 
- "No se puede movilizar nada" -
 
Para la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), principal agremiación del sector, el comercio es uno de los "grandes perjudicados" por el paro. Su presidente, Guillermo Botero, dijo que, según estimaciones, las pérdidas en todos los sectores superan los 343 millones de dólares.
 
En Boyacá, una de las despensas de Colombia, y donde murió un manifestante, "no se puede movilizar nada", afirmó. También destacó la situación "crítica" en Nariño, debido a que "no hay combustible".
 
En ese departamento, uno de los más afectados, el Gobierno puso en marcha un plan especial para asegurar la distribución de insumos. "Ya está lista la solicitud de importación de 300.000 galones (de ACPM, petrodiésel) desde Ecuador", anunció el gobernador Camilo Romero.
 
Botero indicó que en Antioquia, también productor de alimentos, hay dificultades para el arribo de mercancía. El dirigente llamó la atención por la situación en todo el país de los sectores lácteo, avícola, azucarero, arrocero y de alimentos procesados.