Gloria Cecilia Narváez
Hermana Gloria Cecilia Narváez llegó a Colombia tras ser liberada en Mali.
AFP
17 Nov 2021 03:43 PM

Duque hablará con la hermana Gloria Cecilia Narváez, quien estuvo secuestrada en África Occidental

Durante su paso por Colombia, se tiene previsto que se ofrezca una misa en agradecimiento por la liberación de la religiosa.  
Katherine Leal
Katherine
Leal
@KT_Leal

Para este viernes 19 de noviembre se tiene previsto un encuentro entre el presidente Iván Duque y la hermana, Gloria Cecilia Narváez, la religiosa colombiana que estuvo secuestrada en África Occidental por parte de grupos yihadistas y fue liberada en la noche del nueve de octubre de este 2021.  

Según reveló la vicepresidenta y Canciller, Marta Lucía Ramírez, durante su paso por Colombia, se tiene previsto que se ofrezca una misa en agradecimiento por la liberación de la religiosa.  

Lea también: "La fe la que nos mantiene con esperanza": hermana Gloria Cecilia Narváez al llegar a Colombia

"Supongo que irá a ser una cita también muy conmovedora con el presidente Iván Duque", reveló la vicepresidenta al referirse al encuentro que sostendrá el mandatario con la religiosa. De otra parte, reveló que, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores, "le estamos organizando una misa acá en la Cancillería que le ofrecí, vamos a tenerla entonces, estamos en la agenda con ella precisamente definiendo esa misa", dijo Ramírez. 

La mujer de 59 años, oriunda del departamento de Nariño, llegó al país este 16 de noviembre para reencontrarse con su familia. En su llegada al aeropuerto El Dorado de Bogotá, la religiosa agradeció el recibimiento.  

Le puede interesar: Fenómeno de La Niña estará presente en Colombia en lo que resta del 2021

"De todo corazón les agradezco, están en mi corazón y en mis oraciones. Es la fe la que nos mantiene con esperanza", dijo conmovida la religiosa en medio de una veintena de monjas y policías.  

La hermana Gloria de la congregación María Inmaculada, fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 cerca de la localidad de Koutiala, 400 kilómetros al este de Bamako, la capital de Malí. Entonces, trabajaba como misionera en la parroquia de Karangasso. Después su liberación, la religiosa tuvo la oportunidad de ver al Papa y de vacunarse en Italia antes de volver al país.