Bienestar familiar
Colprensa
6 Feb 2020 10:10 AM

Demoras del ICBF en contratación afectan a cerca de dos millones de menores de primera infancia

Aunque la intención fue elevar la calidad, por demoras en la contratación los menores apenas a finales de febrero tendrían atención.
Vanesa Peralta
Vanesa
Peralta

Hay preocupación en más de 1.700 operadores de la primera infancia adscritos al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) que continúan esperando la contratación con el fin de brindar la atención integral a 1’750.000 mil niñas y niños menores de 5 años en las cuatro modalidades de atención: institucional, comunitaria, propia e intercultural y familiar. 

El problema va más allá de la ciudad y de la región. El retraso en la contratación de operadores existe en las diferentes sedes regionales que tiene el ICBF en el país. 

Según la denuncia que llegó a La FM, por la falta del proceso de contratación se le están vulnerando los derechos a los niños y niñas cuando el objetivo del ICBF es la atención en primera infancia. 

Al consultar al Bienestar Familiar, se pronunciaron a través de un comunicado, solamente sobre el proceso de selección de las entidades a través de un Banco de Oferentes.  

“Se conformó el nuevo Banco Nacional de Oferentes donde fueron habilitadas 1.397 propuestas. A partir de este Banco se seleccionarán los operadores para brindar servicios (…) a los menores de 5 años en las cuatro modalidades de atención”, citó la entidad en su misiva. 

Cabe resaltar que las entidades que fueron habilitadas certificaron experiencia en educación inicial, presentaron una propuesta pedagógica en educación inicial y acreditaron su información financiera. Sin embargo, el proceso de evaluación y contratación aún no se ha llevado a cabo.  

“Generalmente después del 10 de enero empiezan a llamar a pedir una serie de documentos para que sobre el 20 de enero se firme el contrato, tan pronto esto está hecho, cada operador de la primera infancia se toma aproximadamente una semana, pero está vez vamos a entrar a la segunda semana de febrero y aún no sabemos nada”, contó una de las denunciantes, que no quiso revelar su identidad. 

Aunque el ICBF menciona que el proceso de contratación se podría dar a partir de la segunda semana de febrero, una persona allegada a todo el proceso, explicó que tan pronto se firme el contrato, todas las entidades se toman una “semana denominada de alistamiento, con el fin de desinfectar todo el predio, adelantar la reunión de inicio con todo el personal, hacer un mercado inicial y adelantar procesos de admisión en caso de requerirlo”.   

Así las cosas, y si el ICBF adelanta la contratación la segunda semana de febrero, en casi un hecho que solo hasta la última semana del mes se prestaría la atención integral a los menores.  

El drama toca a miles de familias vulnerables que actualmente no tienen un sitio seguro en donde puedan dejar a sus hijos, mientras se dedican a sus actividades y jornadas laborales, sin contar a las docentes y el personal que labora en estos centros de atención a la primera infancia, que completarían tres meses sin contrato.  

Miriam Hernández, una de las muchas madres cabeza de familia que se benefició con estos centros de atención a la primera infancia que les ofrecen cuidado, nutrición y educación inicial a los niños de cero a cinco años, relató que no cuenta con una red de apoyo y depende de un Hogar Infantil ubicado en Ciudad Montes, (sur de Bogotá) para el bienestar de su hijo de tres años.  

“Yo soy estilista y me toca traerme a mi niño desde las 7 de la mañana hasta las 6 o 7 de la noche, todo el día sentado en un sofá. Ahora, el trabajo está muy suave y no cuento con la plata para pagarle a alguien que me cuide a mi niño, no tengo el apoyo del papá, pues yo soy sola y estoy muy preocupada, ya no sé qué hacer con mi hijo, he tenido muchas dificultades”, contó Hernández. 

Derly Herrera es otra madre afectada en todos estos retrasos. Ella reside en la localidad de Puente Aranda y aseguró que incluso ha tenido que faltar a su trabajo porque no tiene quién le cuide a su hija.  

“Todavía no hay atención en el hogar infantil en donde dejaba a mi niña.  El día viernes tuve que faltar otra vez al trabajo porque no tuve quién me cuidara a mi hija y en varias ocasiones he tenido que pagarle a una señora para que me la niña cuide, lo que me ha costado 20.000 pesos diarios, además tengo que llevarla hasta el barrio Castilla y yo vivo Ciudad Montes. 

Al respecto, la directora nacional del ICBF, Juliana Pungiluppi, dijo que el proceso de contratación con los operadores habilitados “es un paso histórico por la exigencia de los estándares aplicados”. 

“Lo que prima es que los operadores tengan no sólo indicadores financieros robustos, sino que, sobre todo, sólo aquellos que obtienen un indicador de desempeño bueno o sobresaliente serán contratados. En este índice de desempeño pesará hasta en un 20% la opinión de los padres de familia". 

Fuente
Sistema Integrado Digital