8 Mar 2016 12:11 PM

Defensoría halló condiciones precarias en centros penitenciarios de mujeres

La cárcel de El Buen Pastor de Bogotá tiene un hacinamiento equivalente al 44 por ciento, dado que su capacidad instalada es para 1.257 internas.
Al conmemorarse el día Internacional de la mujer, el defensor del Pueblo (e), Alfonso Cajiao Cabrera, visitó el anexo femenino de la Cárcel Distrital en Bogotá, donde tuvo la oportunidad de compartir con 107 internas de ese establecimiento, todas en condición de sindicadas. 
 
Previamente, la Defensoría Regional de Bogotá realizó una visita a la reclusión de mujeres El Buen Pastor, donde encontró falencias y recibió quejas relacionadas con aspectos como sanidad, alimentación e infraestructura.
 
El centro carcelario alberga a 1.804 personas y tiene un hacinamiento equivalente al 44 por ciento, dado que su capacidad instalada es para 1.257 internas.
 
El organismo de control para los derechos humanos en Colombia estableció que en la mayoría de los patios las instalaciones eléctricas son artesanales, se encuentran expuestas y son manipuladas por las mujeres, situación que implica un riesgo para su misma integridad.
 
Las reclusas manifestaron a la Defensoría del Pueblo inconformidad con el sabor de los alimentos, dicen que la cocción no es adecuada y que en ocasiones los comestibles llegan en estado de descomposición; cuando se realizó la visita, los funcionarios de la Defensoría encontraron embutidos con fecha de vencimiento para día siguiente, alertando sobre ello al personal encargado del casino. A ello se suman el taponamiento de algunas baterías sanitarias, y los problemas de humedad en ciertos tramos de las instalaciones.
 
Vale la pena señalar que si bien las mujeres tan sólo representan el 7 por ciento de la población privada de la libertad en Colombia, se ven expuestas a condiciones, incluso, más precarias que la población masculina.
 
De acuerdo con  el organismo de control, en la regional Norte del Inpec (que cobija a los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Sucre y San Andrés), no existe un centro de reclusión de orden nacional para la población femenina,incluso, en los seis departamentos ubicados en esa zona del país sólo se encuentran habilitados 188 cupos carcelarios para mujeres, pese a que hay 459 internas, lo cual se traduce en un hacinamiento del 244 por ciento. Eso quiere decir que el sobrecupo de mujeres recluidas en la Costa Atlántica es 5 veces superior a la media nacional, la cual oscila entre el 49 y el 53 por ciento”. 
Fuente
Sistema Integrado Digital