3 Mayo 2016 10:36 AM

De La Calle: precipitar la presencia de las Farc en las instituciones es un error

El jefe de la delegación de paz del Gobierno rechazó la posibilidad de que la guerrilla pueda participar en una audiencia de la Corte Constitucional, por la demanda que fue aceptada al exfiscal Montealegre.
Las reacciones por la demanda del exfiscal Eduardo Montealegre, que fue aceptada por la Corte Constitucional, sigue generando todo tipo de reacciones en los sectores políticos.
 
Por esa razón el jefe de la delegación de paz del Gobierno, Humberto de La Calle, en su acostumbrada diplomacia, rechazó las propuestas que han surgido en los últimos días para blindar jurídicamente el proceso de paz.
 
Señaló que aunque en este momento en La Habana se están discutiendo las posibilidades que se puedan derivar de las ideas del bloque de Constitucionalidad, no se incumplirá el compromiso político de refrendar los acuerdos.
 
“Cualquiera sea el mecanismo que se adopte no puede significar que se elimine la refrendación popular. Ninguna de las fórmulas que está siendo estudiada debe permitir que se elimine la opinión de los colombianos”.
 
De La Calle dijo que es viable para el Gobierno aplicar un tratado especial para blindar jurídicamente los acuerdos porque hay una lógica en el ordenamiento jurídico que no se puede alterar.
 
“Ni el acuerdo especial, ni la idea de una especie de tratado pueden llevarse a cabo sin acudir a los órganos competentes. El Congreso y la Corte son instituciones claves para lograr la seguridad jurídica. La mesa de La Habana no tiene el poder de reformar por si misma la Constitución. No se hará una Constitución en la sombra”.
 
El jefe negociador también indicó que la seguridad jurídica no es solamente importante para las Farc, porque para el ejecutivo tiene una importancia especial y para quienes estén en la justicia transicional.
 
“Una vez dejen las armas y decidan ingresar de manera genuina al ejercicio de la política civil podrán hacer política. No es conveniente que la participación de las Farc empiece antes de dar ese paso, no se puede mezclar política y armas. Es un error que se precipite la participación de ellos en las instituciones sin dejar las armas”.
 
Finamente, el negociador indicó que son delicados los puntos restantes que tratan en la mesa y que tienen relación con Fin del Conflicto y la refrendación, implementación y verificación de los acuerdos.
 
El pronunciamiento del jefe negociador se produjo en la Universidad del Externado en donde participó en un evento organizado por esa institución educativa.