5 Jul 2016 06:02 AM

De La Calle: la Constitución no será un obstáculo para conseguir la paz

El jefe de la delegación de paz del Gobierno aseguró que con la firma del proceso de paz no se pondrá en riesgo la Constitución, pero que sin duda si habrá cambios constitucionales. 
Humberto de La Calle, quien en 1991 hizo parte de la mesa directiva de la Asamblea Nacional Constituyente como ministro de Gobierno, recordó que justamente la necesidad de reconciliar al país fue la motivación de convocar la constituyente.
 
Como había que darle cabida a los desmovilizados de grupos guerrilleros, a la diversidad ideológica y a las comunidades étnicas se hizo la nueva Carta Magna que está en vigencia. 
 
El hoy negociador del Gobierno aseguró que el proceso de paz con las Farc no pone en riesgo la Constitución Política y que por el contrario está diseñada para tener un país en paz. Sin embargo reconoció que lo pactado con la guerrilla requerirá unos cambios constitucionales, pero que no modificará la esencia de la Carta Magna. 
 
LA F.m.: ¿Cree que se hará una nueva Constitución por la firma de paz con las Farc? 
 
De La Calle: Es cierto que lo que movió a la Corte Suprema en aquel entonces para darle el aval a los decretos de estado de sitio que convocaron la Constituyente fue la idea de la Constitución como tratado de paz, no fue posible para algunos de los grupos que hoy en día siguen en armas, pero sí se hizo con cuatro grupos y eso no se puede olvidar. 
 
No creo que la Constitución sea un obstáculo para conseguir la paz, en La Habana estamos hablando de reformas Y algunas de carácter constitucional, pero si nos concentramos en la estrella polar de la Constitución como la tutela, el papel de la Corte Constitucional, haber olvidado los estados de excepción como manera de legislar y el equilibrio en el manejo de relaciones en el poder así que me parece que nada de lo que se ha pactado constitucionalmente impide la paz. 
 
LA F.m.: ¿Cómo está el país después de 25 años de la Constituyente? 
 
De La Calle: Primero me parece que es un país distinto, creo que es un país mejor aunque aún tenemos problemas y con ciertas deficiencias de la misma Constitución, pero digo que es un país mejor porque es  contemporáneo, el nivel discusión pública ha cambiado fundamentalmente porque antes del 91 se hablaba de caridad y no derechos y hoy en día todo el mundo es consciente de sus derechos, por ejemplo, con el instrumento de la tutela. 
 
Las comunidades indígenas y afrodescendientes han tenido sus derechos, hay varias religiones nuevas que estaban desaparecidas, luego me parece que hubo muchos cambios positivos en el concepto de sociedad. La protección del medio ambiente es un compromiso nacional. 
 
Hay temas pendientes y algunas instituciones que no han funcionado como se esperaba, pero estamos en un país más moderno con la moderación del poder presidencial. El Congreso, con todos sus defectos, es más vivo y un escenario de discusión nacional. 
 
LA F.m.: ¿Qué cree que le falta a esta Constitución? 
 
De La Calle: Realmente hay problemas que no necesariamente son de carácter constitucional. Tenemos claro que estamos en un país muy inequitativo y la manera de enfrentar este problema es con libertad de mercado e intervención del Estado en donde corresponda, para eso no se necesita una modificación a la Constitución. 
 
Hay que reconocer que las cifras de inequidad son inaceptables, por ejemplo, porque el sistema tributario no ha logrado lo que se quería.
 
Creímos también que la Carta Magna haría una política más limpia una nueva política y eso no se ha logrado, tal vez no sean ausencias de normas, pero sí hay deficiencias y es un problema de cultura política. 
 
Y en el tema de la justicia se han generado serios problemas. En el Consejo Superior hay unanimidad que por haber sido constituido como una magistratura deliberante pues no ha tenido el suficiente músculo para administrar la justicia.  

¿Cree usted que Colombia debe tener una nueva Constitución luego de la firma de paz con las Farc?

Fuente
Sistema Integrado Digital