Agua-Ingimage.jpg
La comunidad está desesperada, pues el suministro que ofrecen los carrotanques no alcanza - Ingimage
6 Mar 2018 02:11 AM

Cuatro municipios de Santander se declararon en calamidad pública por falta de agua

La temporada seca ha afectado a más de 10 municipios del departamento, que no tienen un suministro de agua adecuado.

Los municipios declarados en calamidad pública son Vélez, La Aguada, Guavatá y Aratoca, cuyos habitantes no cuentan con el suministro de agua potable, a raíz de la temporada seca. Este desabastecimiento ha hecho que la comunidad reciba el el líquido por carrotanques aproximadamente cada 5 días.

Ramón Ramírez, director de Gestión del Riesgo Departamental, indicó que por tal razón se declaró la calamidad pública en los 4 municipios, los cuales urgen por el suministro del líquido.

"Estos municipios están siendo apoyados con carrotanques, y suministros de tanques de almacenamiento para ubicarlos en algunos sectores, nosotros hemos insistido en que la población rural tiene que ser vista de manera prioritaria, y sabemos que hay problemas en cascos urbanos, sin embargo la zona rural es la que lleva del bulto y siempre se atiende de manera secundaria", agregó Ramírez.

La comunidad está desesperada, pues el suministro que ofrecen los carrotanques no alcanza para cubrir las necesidades de la comunidad.

Aunque son cuatro municipios los que están bajo la calamidad pública, en Santander más de 10 localidades atraviesan racionamiento de agua a raíz de la temporada seca que aún no se debilita en éstos sectores.

Por ejemplo, los habitantes de Lebrija también se encuentran afectados con el racionamiento de agua, que se presenta en su municipio.

Con el paso de los días la situación de sequía que afronta el municipio de Lebrija se complica, porque disminuyen los niveles de los caudales de quebradas y pozos que son la única fuente de abastecimiento del acueducto.

Los más perjudicados con esta problemática son los habitantes de la localidad, ya que ha obligado a que padres de familia envíen a estudiar y a vivir sus hijos al municipio de Piedecuesta.