Al norte de Bucaramanga
En el lugar, más de 10 empleados suspendieron labores.
Suministrada por la Alcaldía de Bucaramanga
19 Oct 2018 11:01 AM

Constantes ataques de paciente obligaron a cierre de centro de salud en Bucaramanga

El sujeto agredió a dos personas y amenazó a los empleados con contagiarlos de VIH con una jeringa.
Slendy
Blanco Suárez
@SlendyBlanco2

Los constantes ataques de un paciente a los empleados del Centro de Salud IPC del Norte de Bucaramanga obligaron a las directivas del Instituto de Salud de Bucaramanga (Isabu) a suspender los servicios en el lugar.  

El atacante, un miembro de la comunidad Lgbti, amenazaba a los trabajadores del centro de salud con contagiarlos de VIH con una jeringa llena de sangre con la que intimidaba al personal médico.

Jorge Figueroa, secretario de Desarrollo Social de Bucaramanga, indicó que el sujeto fue capturado en una ocasión por haber golpeado a dos funcionarios, pero que una hora más tarde quedó en libertad y continuó protagonizando escenas violentas.

Vea también: Gallinazos en aeropuerto de Bucaramanga afectan aeronavegación

“Fue un travesti que se entró al centro de salud con un cuchillo y una jeringa en donde atacó al personal médico. Lo capturaron pero lo soltaron y después volvió, por eso entonces se tomó la decisión de cerrarlo porque no habían garantías de seguridad”, aseguró el funcionario municipal.

A raíz del nuevo incidente, el sujeto fue capturado nuevamente por las autoridades para legalizar su captura y procesarlo por los constantes ataques y amenazas en contra de los empleados del centro de salud quienes suspendieron sus actividades diarias.

“No había una razón clara de por qué atacaba a los funcionarios, debía ser en contra del mismo mundo por estar infectado de VIH, sin embargo pues no se podían seguir prestando los servicios en esas condiciones porque imagínese un hecho más grave”, afirmó Jorge Figueroa, secretario de Desarrollo Social de Bucaramanga.

El Centro de Salud IPC del Norte de Bucaramanga no volverá a abrir sus puertas y a prestar los servicios médicos hasta que las autoridades garanticen que el atacante no volverá a interrumpir las jornadas laborales para amenazar a los asistentes y a los empleados

Fuente
Sistema Integrado de Información