Erradicación de cultivos
AFP
25 Nov 2019 10:36 AM

Confusos enfrentamientos entre campesinos y el Ejército en Córdoba

Los municipios priorizados para erradicar cultivos ilegales son San José de Uré, Puerto Libertador y Tierralta.
Jairo
Jairo Alonso
Pérez Delgado
@jperezdelgado

La organización campesina del sur de Córdoba, integrante de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de hoja de Coca, Amapola y Marihuana, denunció que miembros del Ejército dispararon contra los campesinos "que en uso legítimo de la protesta se resisten a la erradicación forzada de los cultivos ilícitos".

Los momentos tensos se vivieron entre labriegos y soldados de la Fuerza de Tarea Aquiles, en la vereda Altos del Cristal del municipio de San José de Uré, al sur de Córdoba.

Lea aquí: Un turista perdió la vida ahogado en playas de Santa Marta

“Exigimos de manera inmediata que se haga presente una comisión de verificación, encabezada por la Defensoría del Pueblo, acompañada por el CICR y la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, con el fin de proteger a nuestros campesinos víctimas del abuso de la fuerza por parte del Ejército", explican los líderes comunales de la zona en un comunicado.

"Actualmente hay mucha confusión, porque en el sur de Córdoba hay presencia de grupos armados ilegales, lo que ha incrementado el nivel de riesgo y vulnerabilidad para los campesinos y la sociedad civil en general, que viven en esta zona", advierte uno de los apartes del comunicado, publicado por los líderes del sur del departamento.

Por su parte el Ejército explicó que en últimas horas en zona rural de San José de Uré, sur de Córdoba, se presentó una asonada por parte de la población civil que querían impedir las labores de erradicación de cultivos ilícitos en la región, donde se realizan operaciones militares y policiales, para combatir a grupos ilegales como el Clan del Golfo, Los Caparros y disidencias de las Farc.

Le puede interesar:Elección de director de la CAR sigue levantando polémica

Según el reporte entregado por las autoridades, unas& 400 personas llegaron con palos y armas contundentes para agredir a las tropas, que en cumplimiento de su misión constitucional combaten el narcotráfico.

“Durante estas acciones que son impulsadas por grupos armados organizados, uno de los soldados se vio obligado a accionar su arma de dotación para proteger su integridad, sin afectar a los agresores”, asegura el Ejército en un comunicado.