Imagen de referencia.
Archivo.
1 Nov 2020 11:36 AM

Con un programa de formación, víctimas del conflicto se capacitan para el acceso al empleo formal

Formándonos para el Futuro busca preparar a esta población para que pueda mitigar las barreras del acceso al empleo.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

Debido a la brecha laboral que se presenta en Colombia, especialmente con la población vulnerable, fue creado en el país un programa que busca mejorar la calidad de empleo y preparar a las personas para enfrentarse y superar las dificultades que se presentan a la hora de acceder al trabajo formal.

Se trata de Formándonos para el Futuro, una estrategia apoyada por el Ministerio del Trabajo que busca impulsar una estrategia para formar laboralmente a víctimas del conflicto armado, permitiéndoles mitigar las barreras de acceso al trabajo formal.

Lea aquí: Farc reconoce autoría en atentados contra Germán Vargas Lleras

Este proyecto se desarrolla en alianza con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), y el Politécnico Gran Colombiano, quienes unen esfuerzos para el éxito de este programa.

En el desarrollo del proyecto ya han sido acogidas varias personas de diferentes ciudades del país, entre ellas, de Bogotá, las cuales se han visto beneficiadas con la guía y acompañamiento que brinda Formándonos para el Futuro.

Uno de los apoyos destacados de este proyecto es el psicosocial, pues es un componente fundamental a la hora de trabajar con esta población vulnerable.

El acompañamiento psicosocial ha sido catalogado como un componente transversal y esencial de este proyecto, permitiendo la construcción de lazos de confianza con los participantes, para implementar un trabajo homogéneo entre todos los actores del programa con un mismo objetivo, es decir, aportar a la reparación integral de las víctimas del conflicto armado.

Lea además: Tras incremento de lluvias, Minsalud alerta por aumento de infecciones respiratorias

Los profesionales de los equipos psicosociales en cada uno de los territorios vienen desarrollando talleres de habilidades para el trabajo y la vida, con temáticas que le apuntan a la identificación y el fortalecimiento de las capacidades de los estudiantes. 

Otro componente importante dentro de este programa es el que tiene que ver con el cuidado emocional de cada uno de los actores que intervienen de Formándonos para el Futuro, como respuesta a la Resolución 1166 de 2018 del MinSalud, la cual hace énfasis en el cuidado emocional y capacitación del talento humano que trabaja con población víctima. 

Para lograr esto, se han generado espacios de articulación con la Unidad para las Víctimas, con la finalidad de realizar procesos de formación para el equipo de profesionales presentes en todos los territorios donde se implementa el programa.

En el avance de este proyecto se evalúan cinco componentes que son: Sistematización, evaluación, acompañamiento psicosocial, política pública y comunicaciones.

Le puede interesar: Corte Penal Internacional afirma que la JEP se puede convertir en un referente para el mundo

Cabe destacar que este programa, debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones en el país, tuvo que adaptarse a los cambios y hacer una transición a la virtualidad para poder seguirse desarrollando.

Es por esto que las ahora hacen parte de las aulas de aprendizaje virtual, también conocidas como ‘Blended Learning’. Para que este proyecto sea efectivo entre las víctimas, se hizo entrega de un auxilio de conectividad a cada uno de los participantes, permitiendo que contarán con acceso a internet aún en zonas rurales del territorio nacional

Es así como los estudiantes reciben sus clases a través de contenidos dinámicos como foros, tareas y cuestionarios, interactuando en tiempo real en la plataforma Q10 y otras plataformas utilizadas por las IETDH, las cuales apoyan la gestión de la educación virtual.