Marcha de estudiantes
Marchas de estudiantes por presupuesto para la educación pública.
Foto: Colprensa
7 Nov 2018 08:11 AM

Centrales obreras y universitarios se unen para marchar en Medellín contra el Gobierno

La movilización es para rechazar extensión del IVA a la canasta familiar y el déficit financiero en la educación superior.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

En rechazo a la Ley de Financiamiento que contempla gravar los productos de la canasta familiar con una tarifa de IVA del 18%, las centrales obreras en Antioquia, convocaron a una movilización este jueves 8 de noviembre.

A esta jornada, se unirán los estudiantes universitarios, quienes insisten en que la financiación de la educación superior está en “decadencia”.

Jeisson Ortíz, presidente Regional de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles, Acrees, dijo que se mantendrán en las calles hasta lograr una atención real por parte del Gobierno, pues los acuerdos pactados entre el presidente Iván Duque y 32 rectores, no solucionan dicha crisis y son solo “paños de agua tibia”.

"El jueves, a las 3 de la tarde, la concentración es en el Parque de los Deseos. Haremos la ruta tradicional que es por Carabobo, Villanueva y La Oriental. Pedimos que haya acuerdos de financiación para la educación pública", afirmó.

Lea también: Estudiantes de universidades públicas anuncian nueva marcha

La concentración comenzará a las 2:00 de la tarde en el Parque de los Deseos y a las 3:00 de la tarde en la Asociación de Institutores de Antioquia, Adida, donde se encontrarán las centrales obreras y los estudiantes para seguir el recorrido hasta La Alpujarra, luego de pasar algunas calles del centro de Medellín.

En Antioquia, se mantienen en paro tres instituciones de educación superior: Universidad Nacional, Universidad de Antioquia y el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid.

Regreso a clases

Las directivas de la Universidad Nacional, sede Medellín, solicitaron a los estudiantes retornar a clases a partir del martes 13 de noviembre y hasta el 1 de marzo del 2019, para salvar las 17 semanas del segundo semestre académico de este año.

El paro comenzó el 11 de octubre, para exigirle al Gobierno recursos a la educación superior.

En un comunicado, la institución advirtió que “ni el cese de actividades, ni la instalación de campamentos se hacen sostenibles indefinidamente” y señaló que se “está agotando el tiempo” para retornar a clases. Aclaró que se debe continuar la discusión de la financiación de las universidades públicas, pero desde las aulas.