Medellín ciudad
Medellín sigue aplicando la medida de pico y cédula.
Colprensa
20 Jul 2020 02:21 PM

Casi 3.000 personas multadas por violar cuarentena en Medellín y Valle de Aburrá

Las autoridades destacaron el buen comportamiento de la mayoría de los ciudadanos.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

Las autoridades han impuesto 2.897 multas a ciudadanos que violaron la cuarentena estricta en Medellín y el Valle de Aburrá. Se estima que en un 90 por ciento se redujo la afluencia de personas por las calles y las vías públicas este puente festivo.

Se registraron nueve capturas en Medellín, Envigado y Bello por infringir las medidas sanitarias o riñas.

El comandante de la Policía  Metropolitana, general Eliécer Camacho Jiménez, explicó que fue necesaria la intervención de 156 fiestas  y 66 aglomeraciones de personas sin mayores inconvenientes. Destacó el buen comportamiento de la mayoría de los ciudadanos en el Valle de Aburrá.

"Se intervinieron 156 fiestas. No de la magnitud como anteriormente que se venía presentando, sino un poco más mesurada. Lo importante es que las personas acataron de manera inmediata  y se retiraron del lugar y no fue necesario hacer judicializaciones masivas ante la Fiscalía", señaló.

Lea además: Procuraduría pone la lupa a 52 contratos regionales de financiadores de campañas

La Policía Metropolitana multó a 122 personas por consumir bebidas alcohólicas, en medio de la ley seca; a 289 por no usar el tapabocas que es obligatorio en la región y a dos por violar la restricción de movilidad. Cerca del 85 % de las sanciones fueron en Medellín.

Celebración en Segovia

En un hecho que causó rabia en la comunidad de Segovia, numerosas personas se reunieron en las calles para celebrar el tradicional Carnaval de la Gigantona, en medio de comparsas, música y licor y olvidándose de las medidas de autoprotección para evitar posibles contagios de coronavirus.

Los videos que circulan en redes muestran a jóvenes y adultos, quienes bailan alrededor de la Gigantona, una muñeca enorme, con un vestido colorido y un garrote en una de sus manos para controlar a sus fieles seguidores y poder desplazarse sin dificultad.