Disturbios en paro nacional del 21 de noviembre
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital
21 Nov 2019 07:11 PM

Caos y desmanes en varios puntos de Bogotá tras marchas

En inmediaciones del portal de Suba se han registrado varios daños y saqueos.
Cristian
Cristian
Serrano

Cientos de habitantes de Bogotá salieron a las calles de la ciudad para marchar junto a colectivos culturales, líderes sociales, universitarios, sindicatos e indígenas.

Todos realizaron una marcha pacífica para manifestar sus inconformidades algunas políticas y decisiones que ha tomado el gobierno del presidente Iván Duque. 

Sin embargo, sobre las horas de la tarde se registró una batalla campal entre vándalos encapuchados y la Policía en la Plaza de Bolívar al cierre de las manifestaciones.

Pese a que en algunos momentos los manifestantes intentaron crear un cerco humano para evitar la agresión entre autoridades y ciudadanos, los hechos violentos escalaron en el centro de la capital del país.

Los encapuchados intentaron entrar a la fuerza en el Capitolio Nacional, situado en el costado sur de la plaza, y en el Palacio de Líevano, sede de la Alcaldía, en el lado oeste, lo que llevó a la reacción de la Policía.

Los desórdenes comenzaron cuando la mayoría de los participantes en las manifestaciones, que transcurrieron pacíficas en su mayor parte, se retiraban del centro de la ciudad.

Los vándalos arrojaron piedras y cócteles molotov contra los policías y también arrancaron las mallas instaladas por las autoridades para proteger la fachada de edificios históricos del centro de la ciudad, así como la estatua del Libertador Simón Bolívar, ubicada en el centro de la plaza.

En la arremetida, algunos manifestantes intentaron detener a los vándalos, pero fueron superados por estos, que además atacaron comercios situados a lo largo de las carreras séptima y octava, en el centro de la ciudad.

"Algunas minorías han cometido numerosos actos vandálicos y agredido a nuestros policías", manifestó en su cuenta de Twitter el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien agregó que también hay disturbios en los alrededores de la Universidad Nacional y en el cruce de las avenidas Suba y Boyacá, en el norte de la capital.

La respuesta policial impidió el ingreso de los encapuchados al Capitolio, la Alcaldía y otros edificios públicos, mientras los manifestantes que quedaban en la Plaza de Bolívar se retiraban del sector.
 

Según el director de la Policía, general Óscar Atehortúa, hasta las 16.00 hora local (21.00 GMT) habían sido reportados 28 policías heridos en todo el país, tres de ellos en Bogotá, en donde también fue incendiada una motocicleta de la institución.

Los problemas de orden público también se registraron en la localidad de Suba, los manifestantes se reunieron en inmediaciones al portal de Transmilenio de Suba y allí comenzaron los enfrentamientos contra las autoridades. 

En la zona varios manifestantes reunieron una serie de contenedores de basura y les prendieron fuego, mientras tanto otro grupo de personas usaron piedras y ladrillos para saquear las oficinas del SuperCade que está ubicado en el sector.

Mientras los habitantes del sector escuchaban las detonaciones de bombas aturdidoras y de gases lacrimógenos, varias personas ingresaron a la fuerza al portal de Suba en donde causaron una serie de destrozos. 

En otros puntos de la ciudad se registran varios daños al interior de las troncales de Transmilenio, durante los desmanes grupos de encapuchados fueron captados robando las taquillas y destruyendo las maquinas para recargar tarjetas del sistema, para así hurtar el dinero que había en su interior.

Fuente
EFE / Sistema Integrado Digital