4 Mayo 2016 12:00 PM

Antioquia: Cultivos de coca, principal economía en zona de desminado humanitario con las Farc

Las plantaciones ilegales en el norte de Antioquia habrían pasado de 1.500 a 4.00 hectáreas en los últimos dos años.
Como promesas incumplidas calificaron los habitantes de la vereda El Orejón de Briceño, norte de Antioquia, los proyectos para formalizar las economías de la región, los cuales fueron anunciados en el marco del plan piloto de desminado humanitario que adelantan el gobierno nacional y las Farc.
 
Aunque ya comenzó la segunda fase de erradicación de minas, Fabio Muñoz, representante de la comunidad ante el equipo desminador, denunció que los campesinos siguen cultivando hoja de coca ante la falta de oportunidades. El líder denunció que la falta de vías y el megaproyecto Hidroituango, impiden tener economías alternas.
 
Los cultivos ilícitos en El Orejón y en las demás localidades del norte de Antioquia, habrían pasado de mil 500 hectáreas a cuatro mil en los últimos dos años. El gobernador Luis Pérez Gutiérrez, denunció que a finales de este año podría haber hasta 6 mil hectáreas de cultivos de drogas, debido a la reducción de los operativos en contra de las finanzas de las Farc.
 
El mandatario departamental, también denunció que los investigadores de la Policía, establecieron que en algunas zonas hay alianzas entre el Clan Úsuga y las Farc, para proteger los cultivos de drogas, ante el retorno de las aspersiones terrestres con glifosato .
 
En Briceño se han emitido varias alertas de desplazamiento masivo por los múltiples homicidios selectivos que se han cometido tras la incursión del Clan Úsuga a veredas donde las Farc ejercían control territorial.
Fuente
Sistema Integrado Digital